Trabajo en equipo frente a trabajar con otros

En las actividades formativas que realizamos en el SIE de la UPV, desarrollamos el contenido de trabajo en equipo. Una de las habilidades más demandadas en el mercado de trabajo.

Todos hemos leído, pensado y estudiado sobre este concepto, pero me gustaría profundizar sobre que significa y que características lo definen.

¿Cómo podemos explicar la popularidad de los equipos de trabajo en la actualidad?

Se ha observado que los equipos de trabajo logran mejores resultados que las personas de forma aislada cuando las tareas a realizar requieren múltiples habilidades, juicios y experiencias. Desde el momento que las empresas se han organizado para ser eficaces y eficientes en la consecución de los resultados, han puesto la mirada en los equipos como forma de utilizar mejor el talento de sus miembros. Los administradores se han dado cuenta que los equipos son más flexibles y responden mejor  a los cambios necesarios a los que se enfrentan las empresas.

¿Pero que es realmente trabajar en equipo? y ¿qué diferencia tiene con el trabajo en grupo?

Los grupos de trabajo no tienen la oportunidad ni la necesidad de participar del trabajo colectivo, su contribución global  es la suma de aportaciones de cada miembro.

Una de las afirmaciones más conocidas es que el trabajo en equipo es la unión de varias personas para conseguir un objetivo común, siendo su resultado mayor que la suma de los aportes de cada uno.

Utilizando la aportación de Robbins (2004) podemos  comparar los dos conceptos:

 

¿Pero en que consiste trabajar en equipo?

A continuación vamos a describir que condiciones y características tienen que estar presentes:

  • Interdependencia: Si miramos la definición de este concepto en R.A.E. ( Real academia de Lengua) observaremos que se define como dependencia reciproca o mutua. Es importante entender que cuando se trabaja en equipo los miembros de este dependen los unos de los otros.
  • Confianza permite la cooperación, reduce la necesidad de observar el comportamiento de los otros y elimina el miedo de que los demás integrantes del equipo no sacarán ventaja. La confianza implica la expectativa de que las acciones de los otros estarán motivadas por buenas intenciones y la consiguiente asunción de riesgos. Este elemento es fundamental para realizar tareas colectivas, que suponen cooperación, coordinación y aprendizaje grupal.
  • Cohesión: es la tendencia o el deseo de los miembros de un equipo de estar unidos para conseguir las metas comunes.
  • Potencia grupal: alude a la eficacia percibida para afrontar con éxito cualquier tipo de tarea o situación. Cuando los miembros de un equipo comparten la creencia de que el equipo es eficaz, están dispuestos a esforzarse por trabajar duro en equipo y alcanzar la meta común.
  • La comunicación: es un proceso básico en un equipo ya que permite el intercambio de información. Esta actividad permite el desarrollo los procesos grupales centrados la tarea (toma de decisiones) y en el equipo (relaciones interpersonales).
  • Dar y recibir feedback, este apartado podría estar dentro de la comunicación pero dada su importancia he considerado que era mejor ponerlo en un punto. Dar feedback es informar a alguien sobre su trabajo, sus resultados y su forma de trabajar; y recibir es cuando nos lo dan a nosotros. Cuando damos es importante no dejarse llevar por las emociones y procurar centrarse en hechos. Cuando lo recibimos puede ocurrir que sea negativo, en este caso es posible que nos lo tomemos como algo personal, pese a ser una posibilidad de crecimiento o aprendizaje. El caso que sea positivo, es posible que lo rechacemos  por miedo a parecer prepotentes.
  • Cooperación o colaboración. Se puede definir como la contribución voluntaria de los miembros del equipo para realizar las tareas interdependientes. Es estar dispuesto a actuar en aras a la consecución de los objetivos comunes, siendo capaz de compartir éxitos y fracasos con los demás. Esto está basado en el respecto, respeto a las personas, su tiempo y necesidades y opiniones aunque difieran de la opinión personal.
  • Coordinación hace referencia a las estrategias y los patrones de conducta que los miembros de un equipo usan para combinar, sincronizar y ajustar temporalmente sus esfuerzos y conductas, permitiéndoles conseguir la meta común. Podemos identificar dos tipos de coordinación: la coordinación explícita a través de la cual los miembros planifican y se comunican intencionalmente con el fin de integrar sus acciones; y la coordinación implícita que ocurre cuando los miembros del equipo anticipan las acciones y necesidades de los compañeros y las demandas de la tarea, y en función de ello ajustan su propia conducta, sin necesidad de planificación o comunicación explícita entre ellos.
  • Capacidad de adaptación: es la capacidad para acomodarse, ajustarse a los otros y a otras circunstancias. En ocasiones puede resultar costoso aceptar el criterio y/o opinión de los demás. En estos casos es importante entender a los demás sin juzgarles y aprender a gestionar los conflictos.
  • Actitud de escucha: Consiste en escuchar con atención, tratando de entender el punto de vista de los demás y promoviendo el dialogo constructivo entre los miembros.
  • Optimismo: Viendo las cosas en su aspecto más favorable, ya que infunde moral y animo a los miembros. Siendo positivo se consigue motivación e involucración en los objetivos. Se trata de encajar éxitos y fracasos con espíritu de aprendizaje,

Como conclusión el trabajo en equipo no es lo mismo que trabajar con los demás. Es mucho más e implica compromiso personal de todos los miembros y la orientación del esfuerzo de todos hacia el logro de los objetivos comunes, dejando en un segundo plano los intereses personales.

Artículo basado en :

Robbins ,S.P.(2004): Comportamiento organizacional. Pearson y

Cardona P. y Wilkinson, H (2006): Trabajo en equipo. Occasional Paper OP nº07/10. IESE business School.

 

Nuria García Serra

Servicio de Empleo

¿Soy atractivo para las empresas?

Seguro que te has hecho esta pregunta alguna vez cuando, cansado de enviar correos electrónicos con tu currículo  pocas empresas te contestan y cuando lo hacen es para decirte “Agradecemos su interés por nuestra empresa pero de momento no disponemos de ninguna vacante que se ajuste a su perfil. “

Lamentablemente demasiadas veces, me temo, entonces, te planteas,  ¿cuál es el problema? ¿Qué hago mal? ¿Por qué no llego a ninguna entrevista con empresas que me interesan?

Dejando a un lado las cosas que no puedes cambiar porque están fuera tu capacidad de influencia como son las propias del contexto  económico, político del  país/zona en la que  vives y, las que corresponden a circunstancias propias (edad, sexo, estudios cursados, situación familiar…), todavía tienes un margen de actuación importante para cambiar tu situación laboral.

De momento cuentas con una formación académica de nivel superior, seguro que te has preocupado por formarte en algún idioma extranjero como el inglés, o al menos lo estás haciendo ahora, manejas nuevas tecnologías y tienes una buena disposición a aprender.

Pero todavía hay posibilidades de  mejora en tu estrategia de marketing personal.

Seguro que te has planteado cambiar de objetivos, de adaptarte a otras salidas laborales que no habías pensado cuando estabas estudiando la carrera, incluso cambiar de residencia si es preciso.

En lo que puedes intervenir  más directamente es en gestionar tu búsqueda de empleo de otra manera, esos cambios, seguro, te reportarán beneficios.

Si ya lo sabes, enhorabuena y sí no ponte las pilas, pero el modo de tradicional de  buscar empleo “empresa busca candidatos y lo candidatos se presentan y  se produce el encaje perfecto” cada vez funciona menos, por lo que se hace preciso desarrollar otras estrategias.

Las empresas ahora actúan como ojeadoras buscando talentos, para eso crean una buena marca de empresa, para que los candidatos tengan interés en trabajar en ellas.

Ahí es donde tú, candidato,  tienes que plantearte qué puedes aportar de valor para atraer a las empresas, cómo puedes diferenciarte, sin ser raro y, para ello, necesitas  hacer dos cosas en profundidad: conocerte  y conocer a las empresas que te interesan.

Si has hecho un buen ejercicio de autoconocimiento podrás hablar fácilmente sobre tus puntos fuertes, débiles y habrás visto quién y cómo pueden ayudarte  los agentes  del entorno a lograr tus objetivos.

Tus puntos fuertes (conocimientos, cualidades personales, habilidades y motivaciones) serán los elementos a “explicar” ya sea en una carta de presentación, un currículo, en una entrevista, en un encuentro profesional al que asistas  o en tu perfil de LinkedIN.

Tus puntos débiles, sean del tipo que sean, conviértelos en objetivos de mejora, concretos y con un tiempo para cumplirlos, si no se hacen eternos.

Y explora  lo que el entorno te puede ofrecer (contactos personales, redes sociales, instituciones, asociaciones profesionales, medios de comunicación…) debes verlos como oportunidades a aprovechar.

A partir de todo esto la clave es explicar muy bien a la empresa  qué problemas le resuelves,  y cómo tus características y tu forma de trabajar son interesantes para ella.

Esto significa hacer un trabajo de investigación previa sobre tus “potenciales clientes”, es decir, las empresas.

Algunas estrategias eficaces para contactar con las empresas:

Selecciona pocas empresas y, las que elijas, profundiza en lo que sabes de ellas, rastrea información, ¿cómo hace la empresa esto? ¿Qué tipo de profesionales trabajan en ella? ¿Existe algún contacto, por ejemplo, un titulado de la UPV, con el que pueda intercambiar información?

Pide información concreta sobre la empresa a la persona que la conozca o te diga cómo conocerla. No se puede bruscamente pedir  a un contacto que nos “introduzca” en una empresa a no ser que  sea un buen amigo o familiar, porque si no puedes  “quemar” su posible ayuda; tiene que ser poco a poco, conocer el perfil de las personas clave, buscarlas en los grupos de las redes sociales o en los sitios en los que están presentes.

Cuenta solamente aquello que pueda ser útil a la empresa, para ello selecciona previamente qué vas a contar. El exceso  de datos innecesarios sobre ti te resta posibilidades.

Contacta con las empresas, no esperes a que haya ofertas de lo “tuyo”; interésate por ver si hay posibles vacantes de empleo, prácticas, colaboraciones, pero sin atosigar.

Trabaja en equipo, comparte y colabora con otros que están buscando oportunidades como tú. Aporta cosas a tu red de contactos, pese a lo que pueda parecer a primera vista, la generosidad se contagia y lo que tú das te volverá multiplicado con creces.

Si todavía no cuentas con mucha experiencia y te cuesta ver y transmitir qué valores puedes aportar, piensa que una cosa es tu experiencia profesional y otra tus competencias y conocimientos. Piensa en actividades de tu tiempo libre en las que hayas participado y lo que has aprendido y mejorado gracia a ellas.

No siempre existen empresas que necesiten tus servicios, pero puedes atender a clientes y trabajar de forma autónoma.

Lo importante es tu actitud y tu confianza en que  eres una persona valiosa y que puedes convertirte en el profesional que quieres ser, no lo olvides.

 

Inma Badenes Luz

Orientación Profesional

Atraer, Captar y Retener el Talento en las organizaciones

Detectar, captar y retener el talento es una de las labores más complejas a las que se enfrentan hoy en día las organizaciones. En la Human Age en las que nos encontramos inmersos  no solo se buscan expertos profesionales con amplios conocimientos técnicos, sino individuos que aporten valores éticos a la organización.

Pero, ¿cómo retener ese talento en las organizaciones? Las empresas que sepan construir un buen ambiente de trabajo, que ofrezca un buen plan de carrera, que faciliten la posibilidad de cambios dentro de la propia empresa, que sean capaces de plantear de nuevos retos, que sepan potenciar la creatividad, etc., harán  que sus trabajadores se  identifiquen con la empresa y deseen pertenecer a ella. El dinero no lo es todo y como individuos la conciliación de la vida laboral y familiar es necesaria. Por lo que las empresas que sean capaces de gestionar todo esto, serán capaces de detectar, captar, potenciar y retener el talento en sus organizaciones, ofreciendo un crecimiento personal y profesional al individuo.

El paradigma está cambiando y tener elevados conocimientos en una materia no es suficiente.

Cada vez más las  empresas prefieren los CV´s competenciales frente a los que meramente aportan información sobre los conocimientos técnicos del individuo. Se valoran las actividades que conforman el talento, por ejemplo, una persona que es deportista de élite, sin duda alguna posee constancia y esfuerzo. Una persona que pertenece a una ONG siente el compromiso. Una persona que colabora en una asociación de estudiantes, sabe trabajar en equipo. Y todo esto las empresas lo valoran cada vez más, y en esta medida se identifica el talento.

Por todo ello, hemos creado el programa QdaT (Quédate), haciendo converger en una mañana a  100 jóvenes con gran talento técnico y humano  con los responsables de  grandes empresas que lo demandan.

Esperamos desde la UPV, que todo este talento aporte a las organizaciones sus conocimientos pero sobre todo sus valores y entre todos construyamos una sociedad mejor.

 

Malak Kubessi Pérez

Responsable Sección de Orientación, Formación y  Empleo

QUÉ HE APRENDIDO TRABAJANDO 20 AÑOS

Pues sí, ya han pasado 20 años desde mis inicios profesionales…

Y dedicándome al área de los recursos humanos, (sobre todo gestiono ofertas de empleo y ayudo a las personas que lo buscan), estoy reflexionando, ¿qué conclusiones puedo sacar que sean útiles a las personas jóvenes y universitarias que están empezando en sus profesiones?

-Bueno, pues puedo deciros que se cumple eso de que: a mayor y/o mejor formación, se da mejor y más empleo, menos tiempo desempleado y más y mejores oportunidades laborales.

Sobre todo en el medio y largo plazo, no tanto en el corto.

Además toda tu vida, globalmente, será mucho más interesante.

 

-También se cumple que las empresas contratan a personas; parece obvio pero cuando ya tienes una destreza técnica y una capacitación profesional, lo que realmente marca la diferencia es tu manera de ser y tu actitud.

Lo llamamos competencias, pero lo que suele decir la empresa es: “quiero una persona normal, que cumpla, que trabaje, que se lleve bien con los demás…etc.”.

-Respecto a la tecnología va variando, hay que mantenerse al día porque evoluciona constantemente (fax, correo postal certificado, correo electrónico, páginas web, redes sociales, blogs, la nube… ¿qué será lo próximo?).¡Resulta apasionante¡

-Y desde un punto de vista personal no perdáis las relaciones, cultivarlas. Esas amistades, colegas de trabajo, jef@s, directiv@s, proveedores, clientes…Os van a nutrir muchísimo de diferentes maneras.

Veréis que satisfacción produce poder decir: “a esta persona la conozco desde hace 10, 15 o incluso 20 años…” y podréis comprobar cómo  se entremezcla todo de un modo humano y entrañable.

-Últimamente también estoy viendo la importancia de una buena comunicación a todos los niveles; esto tiene que ver con lo anterior pero en realidad abarca mucho más; la asertividad, la confianza, la cortesía y la amabilidad, abrir y mantener los canales de información, el no dar las cosas por sentadas y saber cómo decirlas, el momento oportuno, una simple sonrisa, hablar o escribir en cualquier situación o formato, saber vender tu trabajo y tus logros…

Es muy importante saber comunicar y transmitir lo que se quiere. Pierdes mucho si no lo haces o lo haces mal, y ganas mucho si se produce bien. Es algo básico.

-Ah¡y un último detalle: nunca perdamos el sentido del humor por favor. Os sacará de muchas y lo hará todo más divertido…

¡Nos vemos dentro de otros 20 años¡

¡A ver qué os puedo contar en 2037¡

 

Mónica Rodrigo Vergara, Técnico de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València

Construye la hoja de ruta hacia tus sueños

Ya has presentado el Proyecto final de Grado, pagado las tasas del título, y actualizado tu Instagram con las fotos de tus últimas vacaciones, pues ya no te quedan excusas para empezar a buscar trabajo. En este último año de carrera has ido a todas las charlas sobre búsqueda de empleo que ha realizado tu Universidad. Tienes el Curriculum hecho, recolectado cartas de recomendación de algún profesor o del jefe de la última empresa donde hiciste prácticas en empresa ¿Y ahora qué?

Para empezar a buscar empleo te conviene diseñar una hoja de ruta para conseguir tu objetivo profesional. En mi trabajo diario observo que todavía son muchos los  titulados que no tienen un plan para alcanzar aquello que quieren en el ámbito laboral, su sueño,  y sin él es difícil conseguirlo.

Imagínate que, por ejemplo, emprendes un viaje a Suiza, ¿no mirarías en google maps que ruta te lleva allí? ¿Y si hay varios caminos, no cogerías, la ruta más económica, la más corta o la que más te guste a ti?,  Pues para encontrar el trabajo que buscas necesitas lo mismo, definir la estrategia para llegar a tu meta profesional. Mirar bien los pasos que vas a dar, el tiempo que necesitarás y los recursos con los que vas a contar.

Así que primero has de saber dónde quieres llegar. No podemos iniciar nuestro camino si desconocemos el destino al que queremos llegar. Por tanto, este debe ser el primer paso en la planificación de tu carrera profesional. ¿En qué lugar te gustaría estar en los próximos años? Visualízalo!

Después,  céntrate en las empresas dónde quieres trabajar. Si no las tienes claras puedes clasificar empresas por sectores, o por zona geográfica para los primeros contactos.

Una vez claras las empresas,  en tercer lugar, debes tejerte una buena red de contactos. Puedes echar mano de compañeros de carrera o profesores. También sería una buena manera de empezar dándote de alta en el colegio profesional de tu área de conocimiento o participando en foros.

Y por último,  debes estar abierto a cambiar la ruta. Todo lo que hemos visto hasta ahora nos puede llevar a una pregunta ¿Estamos haciendo progresos para considerar que nuestra meta inicial es la correcta o debemos hacer algún cambio? Deberemos ser capaces a adaptarnos a cualquier obstáculo que encontremos en el camino, ser flexibles y estar abiertos a tomar nuevos caminos y aprender nuevas habilidades.

Debes establecer una hoja de ruta sólida, centrada en tu meta profesional. La clave del éxito está en la actitud con la que afrontes el camino.

 

Merche Lillo Sánchez, Técnico de Empleo  de la Universidad Politécnica de Valencia en el campus de Gandia.

¡QUE HACEMOS CUANDO NOS HACEN UN CUMPLIDO!

 

En nuestro blog ya hablamos de las habilidades sociales, dentro de éstas  el aceptar cumplidos es una conducta que muestran las personas que tienen estas capacidades.

Piensa por un momento cuál es tu respuesta cuando alguien alaba tu trabajo, te da la enhorabuena por una tarea bien hecha, o simplemente comentan el buen aspecto que tienes últimamente.

Date cuenta cómo reaccionas cuando alguien te hace un cumplido.

¿Cambias de tema?

¿Niegas el cumplido?

FORMAS ERRONEAS FRECUENTES DE RESPUESTA A LOS CUMPLIDOS

  • Negándolos: ¿quién yo? No
  • Cambiando el tema de atención: A mí también me ha gustado lo que has hecho.
  • Rechazándolos: ¿De verdad que te ha gustado mi charla?. ¡Ni siquiera la preparé!

A veces creemos que aceptar un cumplido es un acto de soberbia pero en realidad es un acto de humildad. Al fin y al cabo, agradecerlo implica reconocer que nos hace falta y supone a la vez un acto de reconocimiento al comentario del otro.

Además cuando rechazamos un cumplido estamos negándole a NUESTRA AUTOESTIMA una fuente muy importante de ALIMENTO, ya que en parte se nutre de lo que los demás nos dicen de nuestra actividad y como valoramos nuestros resultados.

 

¿Cómo sería la manera adecuada de responder a un cumplido?

  • No te apresures a responder, piensa en el cumplido.
  • Intenta responder directamente a través de tu lenguaje corporal, sonriendo y estableciendo el contacto visual.
  • La respuesta no es nada complicada. Con un simple GRACIAS o un GRACIAS ERES MUY AMABLE.
  • No es conveniente devolver, en ese momento el cumplido que nos han hecho, puede sonar a una obligación adquirida.

 

Nuria Garcia Serra

Técnico de Orientación y Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València (Valencia)

Comenzamos la 3ª edición para la captación del talento, Jornada QdaT. El plazo de inscripción estará abierto hasta el 15 de octubre de 2017

La Universitat Politècnica de València (UPV) ha abierto el proceso de selección para su jornada de Captación de Talento, que tendrá lugar el próximo 30 de noviembre y a través de la cual, en su edición del año pasado, 66 jóvenes lograron su incorporación laboral a alguna de las empresas participantes.

 

Para poder participar, los candidatos deben superar las cuatro fases eliminatorias de esta tercera edición del programa QdaT, iniciativa impulsada por la UPV , a través del Servicio Integrado de Empleo (SIE)- que tiene por objetivo la promoción del talento de sus estudiantes ante empresas de primer nivel nacional e internacional.

 

La primera de las fases consiste en cumplimentar los datos personales y enviar el currículo. El plazo permanecerá abierto hasta el domingo 15 octubre a las 23.59 horas.

 

Requisitos de inscripción

 

Los seleccionados deberán ser estudiantes de la UPV de último curso de grado, de  máster oficial o encontrarse realizando un doctorado. También pueden presentarse aquellos titulados UPV que hayan finalizado sus estudios a partir del 1 de enero de 2016. En todo caso, los aspirantes deberán tener un nivel equiparable al B2 de inglés.

 

Buscamos perfiles con buen expediente académico y, además, se valorarán otros aspectos como los idiomas, las prácticas en empresa, ser deportista de élite, estudios en el conservatorio,  haber formado parte de un equipo de Generación Espontánea UPV o estancias en el extranjero. Consideramos estos aspectos tan importantes como el expediente académico ya que todos ellos dan valor y os forman en competencias como el trabajo en equipo, comunicación, liderazgo,  capacidad de adaptación, es decir, competencias muy  demandadas por las empresas en estos momentos.

 

Dinámica de grupos y remisión de información curricular a las empresas

 

Una vez realizada correctamente la inscripción, citaremos  a los participantes en grupos de 15 personas para realizar una dinámica de grupos que tendrá lugar entre el 2 y el 20 de octubre.

Dicha dinámica consistirá en una breve presentación de cada uno/a, así como una actividad que se pondrá en común dentro del equipo, a través de esta actividad valoraremos las competencias citadas anteriormente.

 

Superada esta segunda fase, los candidatos deberán remitir su información curricular del 30 de octubre al 7 de noviembre para la publicación de un dossier que se entregará a las empresas. En él, quedarán plasmados los objetivos profesionales, logros y puntos fuertes curriculares.

 

Networking con las empresas participantes

 

De estas entrevistas y pruebas saldrán los 100 candidatos finalistas que participarán en el evento que tendrá lugar el día 30 de noviembre de 2017 en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UPV y que contará con la asistencia de los directores de Recursos Humanos de importantes empresas españolas y multinacionales afincadas en nuestro país, multinacionales que están buscando a los mejores universitarios para ofrecerles programas de prácticas y ofertas de empleo.

 

Abbott, Airbus, Alfatec, Cegos, Celéstica, GH Inducción, GMV, Grefusa, Indra, Leroy Merlin, Lidl, Mahle- Nagares, PWC y Torrecid.son las compañías que ya han confirmado su participación en esta tercera edición.

 

A través de divertidas dinámicas en grupo y pruebas, los estudiantes seleccionados para participar en esta jornada tendrán oportunidad de demostrar ante los representantes de estas firmas su talento, así como sus habilidades y competencias de trabajo en equipo, la resolución de problemas, capacidad de improvisación, etc. A la vez que conocen de cerca a los responsables de recursos humanos de las empresas participantes y éstas descubren a los candidatos en su estado puro, alejado de lo encorsetado y frío de un currículo o entrevista de trabajo.

 

Trampolín laboral

 

Pero esta jornada no solo dará la oportunidad a los finalistas de contactar y generar networkingcon directores de Recursos Humanos de grandes empresas, sino también de acceder al mercado laboral. De hecho uno de los objetivos de este proyecto es facilitar el acceso al mercado laboral de los participantes. Asíde los 100 participantes en la segunda edición, 66 se han incorporado al mercado laboral de los cuales 44 son de contratos laborales y 22 de prácticas en empresa.

 

Si quieres ser uno de los 100 seleccionados de esta tercera edición, ya puedes inscribirte y encontrar toda la información en el enlace que figura a continuación.

 

El reconocimiento a la empresa que más titulados contrate y el Club de Empleo UPV completan el programa QdaT

 

Junto a celebración de la jornada `Captación de Talento’, el programa QdaT incluye tres líneas más de actuación. Por un lado, se ha creado el Club de Empleo UPV, que ofrece la oportunidad de hablar con técnicos de RRHH de grandes compañías que forman parte del Club Exclusivo de Empresas que colabora con el SIE-UPV, además de organizar cada mes visitas y reuniones informales con las empresas que permite a los estudiantes conocer de primera mano el sector en el que les interesa desarrollarse profesionalmente y contactar con las mejores en cada ámbito. También se ofrece la corrección personalizada de currículos por parte de técnicos del SIE , así como cualquier otra actividad propuesta por la propia empresa que sea de interés para los que estáis buscando empleo.

 

No dudes en participar e inscríbete, tú puedes ser uno/a de los seleccionados.

 

Carmen Casas Alcázar

Técnico de empleo y orientación del Servicio Integrado de Empleo de la UPV

 

La entrevista basada en fortalezas.

Algunos  reclutadores de graduados de grandes empresas como Ernst & Young, Nestlé, Aviva, Unilever, etc., están empezando a usar un nuevo modelo de entrevista llamado   ”Entrevista basada en fortalezas” en sus procesos de selección, y no olvidemos que son estas grandes empresas las que crean tendencia y ponen de moda unos u otros sistemas para el reclutamiento y selección de personal que acaban copiando empresas más modestas.

El modelo de entrevista basada en competencias ha sido el más utilizado durante mucho tiempo por los seleccionadores. Las competencias podrían definirse en este caso como lo que PUEDES HACER, mientras que las fortalezas son lo que tú realmente DISFRUTAS haciendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El profesor Alex Linley of Capp define una fortaleza como “una capacidad que subyace en el individuo, aplicable a una forma particular de comportarse, pensar o sentir de la persona que la aplica en una actividad;  que es auténtica y, le proporciona energía y  posibilita realizar un desempeño y desarrollo  óptimo de  una determinada actividad”

Cuando un candidato está utilizando sus fortalezas está “fluyendo”, es decir:

  • Tiene sensación de PODER  y de COMPROMISO.
  • Pierde la noción del tiempo al estar CONCENTRADO en la tarea.
  • APRENDE rápidamente y SE ENFOCA.
  • Demuestra un ALTO NIVEL DE DESEMPEÑO.
  • Se ve impelido a hacer actividades en las que pone en juego sus fortalezas, aunque esté cansado, estresado e indiferente.

Estas características de las fortalezas ponen de manifiesto que se consiguen mejores resultados en lo que uno es bueno que en lo que simplemente es capaz de hacer. 

Al identificar tus fortalezas y realizar una actividad en la que las puedas utilizar, disfrutarás mucho más y tu desempeño será mucho mejor que  el de las personas que se tengan que esforzar mucho para realizar la misma actividad.

Pero la cuestión principal es ¿Cómo me puedo preparar para realizar una entrevista basada en fortalezas?

Uno de los beneficios de este tipo de entrevista es que no necesitas prepararte mucho y es menos probable que tengas que pensar en respuestas  demasiado “trilladas” que se ajusten a lo que  tú crees que los seleccionadores buscan. Piensa en lo que disfrutas haciendo ,tanto dentro como fuera de tus obligaciones habituales y, sé lo más sincero que puedas, no trates de ser quien no eres, trata de ser honesto sobre las tareas que menos te gusta hacer, aunque sin exagerar, y piensa en cómo tus preferencias pueden encajar con la cultura y necesidades del puesto de trabajo y de  la empresa.

Algunas preguntas que te podrían hacer en la entrevista basada en fortalezas

Para prepararte la entrevista identifica estas fortalezas haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿En qué soy bueno/a?
  • ¿Qué hago con facilidad?
  • ¿Qué aprendo rápidamente?
  • ¿Qué me resultó más fácil estudiar durante la carrera?
  • ¿Qué materias disfruto más estudiando?
  • ¿Qué actividades me proporcionan sensación de energía?
  • Pensar en un día que haya pasado del que me sienta especialmente satisfecho/a.
  • ¿De qué actividad me siento orgulloso/a cuando la hago?
  • ¿Prefiero empezar actividades o finalizarlas?
  • ¿Encuentro tiempo suficiente en el día para completar todas las tareas que quiero hacer?
  • ¿Qué tareas se quedan sin hacer y van a la lista de “cosas pendientes” o “inacabadas”? Estas serán probablemente debilidades, es decir, cosas que no te gusta hacer.
  • ¿Qué tareas prefiero hacer lo menos posible? Estas serán posiblemente áreas en las que careces de aptitudes o habilidades.

¿Qué beneficios obtienen las empresas al aplicar la entrevista basada en fortalezas?

  • Es especialmente útil para seleccionar personal que no tiene mucha experiencia como los recién graduados y cuando están buscando en los candidatos/as potencial y pasión por el trabajo.
  • Evaluar las fortalezas es más fácil en los formularios iniciales y en las primeras entrevistas por eso el proceso de selección necesita menos tiempo para realizarse.
  • Se ahorran costes y tiempo en las ofertas de trabajo.
  • Hay menos respuestas “preparadas” y no auténticas de los candidatos.
  • Se consigue una genuina comprensión de los candidatos/as.
  • Mejora el compromiso y el interés de los entrevistadores.
  • Los candidatos/as disfrutan más de la entrevista. Así son atraídos por las organizaciones.
  • Los candidatos tienen una mejor experiencia de entrevista, aprenden de estas sesiones y son capaces de identificar por sí mismos si se ajustan o no al puesto.
  • Los candidatos rechazados entienden por qué no son seleccionados y se dan cuenta de que no serían felices aceptando un trabajo por el  que no están realmente interesados y no sienten que han fallado en la entrevista.
  • Se identifica con más éxito a los candidatos con mejores desempeños porque están preparados para ocupar el puesto y no porque hacen el esfuerzo por adaptarse al trabajo.
  • Los seleccionadores observan el lenguaje corporal y otras señales como el volumen y el tono de voz para identificar si la persona se siente orgullosa de lo que hace o tiene un especial interés en alguna materia.
  • Los empleados tienden a permanecer por más tiempo en el trabajo, se esfuerzan por hacerlo cada vez mejor y captan la nueva información con mayor rapidez.

En mi opinión este modelo de entrevista puede combinarse perfectamente con la entrevista basada en competencias que continúa utilizándose por muchos seleccionadores.

La entrevista basada en fortalezas aporta un enfoque más fresco y genuino del candidato/a, pero como en cualquier proceso de selección, la reflexión previa de la persona es necesaria para llegar a la entrevista con garantías de superarla.

Inmaculada Badenes Luz

Orientadora Profesional SIE-UPV

 

7 MANERAS SENCILLAS DE MEJORAR TU CV

 

Vamos a comentar algunas maneras sencillas de mejorar tu CV y que pueden marcar la diferencia y llamar la atención. ¡Ahí van: ¡

  1. Pon una foto profesional, es decir, fotos en la que no vistas camisetas publicitarias, con eslóganes ni que se vea un fondo o ambiente de ocio. Y sonríe, con eso conseguirás parecer más cercano y empático.

 

  1. Asegúrate de poner un número de teléfono móvil y una cuenta de correo electrónico ¡y de que estén correctos¡

 

  1. Pon la dirección postal más cercana a la empresa. Eso indica disponibilidad.

 

  1. Procura usar las mismas palabras y expresiones que hayas leído en el anuncio o al menos que sean parecidas. Así te aseguras el interés de quien lo lee porque verá que te ajustas perfectamente al perfil.

 

  1. Que sea corto y que se entienda. Nada de 5 páginas, muchísimas frases subordinadas y párrafos ininteligibles. Conciso y que se comprenda al leerlo. Las funciones de la experiencia es el único apartado en el que tienes que redactar con cierta generosidad; lo demás que aparezca con la información justa y necesaria.

 

  1. Lo más importante es que destaques aquellos datos que coinciden con el perfil que buscan, ¿cómo? Ordenando la información de manera que se distinga en el primer golpe de vista (primera página, zona central superior…) y también con la negrita y el tamaño de la letra.

La palabra clave aquí es ADAPTACIÓN a cada empresa, oferta o puesto al que mandes tu cv.

 

  1. Y por último una mención al diseño; limpio, pulcro y atractivo. La imagen que transmite tu cv te define.

Tu CV es el primer paso de tu camino laboral.

 

Mónica Rodrigo Vergara, Técnico de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València

 

 

Haz brillar tu CV en la entrevista y consigue el trabajo que quieres

Aprender a vender tu Currículum en una entrevista te dará  el valor añadido de dar a conocer una parte más polivalente y profunda de tu persona, así que brilla y consigue el trabajo que quieres.

La necesidad de encontrar una oportunidad laboral en un mar de candidatos es una de las premisas de cualquiera de nuestros titulados. Es por ello que hoy y ante la cantidad de CV’s que reviso cada día y acepto como válidos, me gustaría explicar la importancia de­­ no solo hacer un buen currículum, si no, de aprendérselo  para defenderlo en la entrevista de trabajo.

En primer lugar hay que  conseguir que nuestro currículum sea diferente a los del resto de candidatos que optan a ese mismo puesto de trabajo, y para ello ya existen multitud de portales  y blogs donde te aconsejan cómo hacer un CV y poder elaborarlo de tal manera que los responsables de Recursos Humanos muestren interés por conocernos en una entrevista de trabajo.

Una vez superado este paso nos tenemos que preparar para la entrevista pero STOP, antes de mirar preguntas y respuestas tipo de una entrevista de trabajo, dediquemos tiempo a aprender nuestro Curriculum y conviértete en el mejor comercial para poder venderlo a Recursos Humanos, ya que será seguro, un punto que abordarán en algún momento de la entrevista.

El currículum escrito se trata de la química que hay que desarrollar para destacar desde el primer momento que queremos lograr un empleo, pero después, defenderlo y explicarlo oralmente es algo muy importante. Así que te propongo unas fáciles pautas para ir a la entrevista con tu CV bien aprendido.

Aprende a defender tu CV explicándolo ante un espejo o incluso grabándote

1.- Empieza con la formación. Ponte delante del espejo o la cámara y empieza a contarle tu formación académica, pero ojo, el entrevistador ya sabe lo que has estudiado, explícale porqué lo estudiaste y el sentido de la elección de tu formación (Grado+Máster). Una persona es mucho más que un título, y puede aportar a la organización una pluralidad de conocimientos, habilidades e inquietudes que sin duda va a necesitar en algún momento.

2.- Defiende tus debilidades. Si por casualidad empezaste una carrera y la abandonaste y luego elegiste otra, no pasa nada, una debilidad siempre engloba una oportunidad de ensalzar características que no destacan a primera vista dentro del CV, pero que cada vez se demandan más por parte de las empresas.

3.- Falta de experiencia profesional. La inactividad profesional se trata de un puente difícil de cruzar para los recién titulados, así que si eres de los que terminaste la carrera sin hacer prácticas en empresas, tienes que exponerlo en el CV pero  diseñando un plan de acción ante la falta de oportunidades, por ejemplo explica la experiencia práctica que hayas podido adquirir dentro de las asignaturas cursada en la carrera o incluso traslada la formación complementaria al campo práctico, aprendizaje de idiomas o conocimiento de nuevas herramientas sociales, programas informáticos y voluntariados, que aportan un abanico cultural mayor al de otros candidatos.

Los problemas son oportunidades para demostrar lo que se sabe, y Recursos Humanos no quiere conocer el problema, quiere conocer qué hemos aprendido de la experiencia vivida. No te lamentes de no tener experiencia profesional y sácale partido a tu experiencia académica.

 

Merche Lillo Sánchez

Técnico de Empleo  de la Universidad Politécnica de Valencia en el campus de Gandia