¿Y qué tal vivir una experiencia laboral internacional?

encuentro

Si te pregunto, ¿te apetece vivir una experiencia laboral en el extranjero? Me gustaría  que tu respuesta fuera afirmativa y que no me respondieras con un “qué remedio me queda”.

La decisión de marcharte a trabajar fuera, como todas las decisiones importantes, se deben tomar no sólo con la cabeza, por motivos lógicos y racionales, sino también, y todavía con más motivo, desde el corazón. Que la ilusión y la motivación son dos combustibles imprescindibles para superar los primeros obstáculos  que, probablemente, te vas a encontrar cuando emprendas tu nuevo rumbo en el extranjero.

Buscar trabajo en el extranjero, no nos engañemos, es más complicado que hacerlo en tu país. Las razones son obvias: distancia geográfica, falta de dominio  del idioma,  adaptación no siempre fácil   a la forma de vivir,  dificultades añadidas en los procesos de selección, los gastos que se generan al  trasladarte  e instalarte fuera de nuestra geografía, por lo general con un nivel de vida superior que España, y sin contar con la  valiosa ayuda incondicional de la familia para solucionar inmediatamente cualquier problema.

Así pues, si  solo tienes en cuenta las  dificultades, ¿quién es  el /la valiente que decide proseguir con la aventura?

Y sin embargo, cotidianamente nos enteramos que amigos, familiares y conocidos están marchándose o pensando seriamente en hacerlo.

¿Cuáles son los motivos para hacerlo?

Dejando atrás las necesidades más acuciantes que obligan a algunas personas a emigrar en condiciones no siempre favorables o los que se mueven por “modas”, en general, en nuestro contexto de estudiantes y titulados  hay muchas personas que consideran los diversos programas de intercambio, becas, ayudas, etc como Erasmus +, Faro, Argo, Eurodisse, DE2 SIE-UPV, Ivace Internacional, Promoe, Vulcanus, BEX, MSCA, etc…como una verdadera oportunidad, por muchos motivos, separadamente o en combinación:

Porque ha sido un ilusión que se viene tejiendo desde hace tiempo.

Para aprender  mejor un idioma.

Por empezar en el mercado laboral.

Para tener un mejor trabajo ahora y en el futuro.

Para madurar como persona y enfrentarse a los propios miedos.

Por conocer otras culturas, personas y ampliar vivencias personales.

Sea cual sea tu motivo, sólo me queda hacerte unas recomendaciones:

Plantearte  seriamente tu situación económica y familiar. Siempre es necesario contar con unos “ahorrillos” para viajes, gastos de instalación, fianzas de viviendas y trámites administrativos  expatistan.com  es una web en la que te comparan  el coste de la vida de donde resides respecto a dónde quieres residir). También es mejor que tu familia te “comprenda” y te apoye en esta decisión, pero no siempre es posible y la última palabra la tienes tú.

Según  el tiempo que lleves buscando trabajo y cómo lo estés buscando puede ser una mejor o peor  decisión.. Si realmente no te apetece marcharte y todavía no has explorado otras posibilidades laborales (irte a otra zona de España, buscar otro tipo de trabajo, etc,…), mi consejo es que analices mejor tu situación y esperes a tenerlo claro.

Es evidente que si eres un candidato /a con experiencia  es más fácil que te contraten aquí o en cualquier otro sitio. La RED EURES te puede ayudar mucho, especialmente en caso de buscar fuera de nuestras fronteras..

Te recomendaría seguir con la idea de marcharte si  tu título o especialización es demandado en los países que te interesan.  Ten en cuenta que no sólo hay que ver el país sino la región o zona en concreto en que existe esa demanda.  De nuevo la RED EURES te puede ayudar en este asunto.

Es conveniente que valorares tu  grado de dominio del idioma y forma de adquirir fluidez en él, antes y durante tu estancia. No suele dar muy buenos resultados, siempre desde mi humilde opinión, marcharse si saber ni papa del idioma, porque además de encontrar  únicamente trabajos poco cualificados, te va a costar asimilar bien el idioma. Mejor marcharse con cierta base y luego perfeccionarlo, según disponibilidad horaria y económica.

Según para qué países es muy importante  conocer y saber cómo resolver problemas burocráticos (visados…) y otros trámites, tanto los que se pueden realizar desde España como los que te encontrarás nada más llegar. Para ello consulta además de las Consejerías de Empleo españolas en el extranjero, los consulados, y embajadas en España  e incluso, en algunos casos, en  tu propio colegio profesional

Siempre es muy interesante disponer de contactos en el país de interés. En numerosas ocasiones, la elección de país depende de esto.  Tener personas que  te puedan ayudar en caso de necesidad no es nada desdeñable.

Y para acabar, prepárate muy bien para superar las los procesos de selección en otro idioma.

Si estás bien  preparado/a  para hacerlo en español, es cuestión de traducir tu cv , carta, rellenar los formularios correctamente  y traducir  las principales preguntas al idioma extranjero.

Si después de leer el artículo  tienes el gusanillo de la curiosidad, te invito a que participes en un evento que hemos preparado con mucha ilusión en el SIE., el  II Encuentro Trabaja en el Extranjero que tendrá lugar el 6 de octubre de 2016, en la Casa del Alumno, a  las 10,30 ,al que es necesario inscribirse, aunque es totalmente gratuito.

En el encuentro participan especialistas en movilidad internacional y titulados UPV con experiencia en el extranjero. Como su nombre indica Encuentro  no se trata de escuchar largas conferencias, sino más bien una toma de contacto personal con  quien  que puede  ayudarte a resolver tus dudas en estos temas.

http://www.upv.es/entidades/SIE/noticia_969607c.html

Inmaculada Badenes Luz

Orientadora  del Servicio Integrado de Empleo-UPV