El salto de un Doctor de la vida universitaria a la empresa

sin-titulo

Me llamo Sergio Martínez, estudié Doctorado en Informática. Anteriormente había estudiado Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPCT.

Soy Ingeniero de Producto en FICOSA. Estoy en el departamento de I+D, nuestro trabajo consiste en diseñar y demostrar nuevas  tecnologías a fabricantes de automóviles. Principalmente nos dedicamos a las comunicaciones dentro y fuera del coche.

Cuando estaba finalizando el doctorado dediqué una tarde a actualizar mi curriculum en el SIE. Sin buscar nada, un día me contactaron desde FICOSA por una oferta que habían pasado al SIE y en la que encajaba. Hicimos entrevista telefónica y presencial. Y acordamos que me incorporaría 3 meses después, cuando hubiese finalizado mi tesis doctoral.

Yo no conocía nada de la empresa hasta que me contactaron. Después del primer contacto por email y de una búsqueda rápida vi que trabajan en el área en la que hice mi tesis doctoral (Redes inalámbricas para vehículos). Así que en la entrevista telefónica me dedique a contarles lo que había hecho, y lo que quería hacer con todo lo que había aprendido durante el doctorado. Les pareció interesante y me invitaron a un proceso de selección con presentación de la empresa, exámenes técnicos y entrevista personal.

Durante toda el proceso tuve la sensación de que era una muy buena oportunidad para dar el salto de la vida universitaria (la cual ya había decidido abandonar) a la empresa.

Lo peor: el miedo a que un título de doctor y mi expediente académico y experiencia docente pesara en mi contra al presentarme a un puesto en la industria.
Lo mejor: Haber encontrado un trabajo en el que me siento valorado. La empresa me esperó más de 3 meses ya que como alumno de doctorado daba clases en Informática durante el segundo semestre y no me incorporé hasta el fin de las clases.

He preferido no dar consejos, porque no he tenido nunca problema para encontrar trabajo casi sin buscarlo, por lo que no me siento con autoridad para aconsejar a aquel que esté buscando y no encuentre.

Sergio Martínez Tornell