Haz brillar tu CV en la entrevista y consigue el trabajo que quieres

Aprender a vender tu Currículum en una entrevista te dará  el valor añadido de dar a conocer una parte más polivalente y profunda de tu persona, así que brilla y consigue el trabajo que quieres.

La necesidad de encontrar una oportunidad laboral en un mar de candidatos es una de las premisas de cualquiera de nuestros titulados. Es por ello que hoy y ante la cantidad de CV’s que reviso cada día y acepto como válidos, me gustaría explicar la importancia de­­ no solo hacer un buen currículum, si no, de aprendérselo  para defenderlo en la entrevista de trabajo.

En primer lugar hay que  conseguir que nuestro currículum sea diferente a los del resto de candidatos que optan a ese mismo puesto de trabajo, y para ello ya existen multitud de portales  y blogs donde te aconsejan cómo hacer un CV y poder elaborarlo de tal manera que los responsables de Recursos Humanos muestren interés por conocernos en una entrevista de trabajo.

Una vez superado este paso nos tenemos que preparar para la entrevista pero STOP, antes de mirar preguntas y respuestas tipo de una entrevista de trabajo, dediquemos tiempo a aprender nuestro Curriculum y conviértete en el mejor comercial para poder venderlo a Recursos Humanos, ya que será seguro, un punto que abordarán en algún momento de la entrevista.

El currículum escrito se trata de la química que hay que desarrollar para destacar desde el primer momento que queremos lograr un empleo, pero después, defenderlo y explicarlo oralmente es algo muy importante. Así que te propongo unas fáciles pautas para ir a la entrevista con tu CV bien aprendido.

Aprende a defender tu CV explicándolo ante un espejo o incluso grabándote

1.- Empieza con la formación. Ponte delante del espejo o la cámara y empieza a contarle tu formación académica, pero ojo, el entrevistador ya sabe lo que has estudiado, explícale porqué lo estudiaste y el sentido de la elección de tu formación (Grado+Máster). Una persona es mucho más que un título, y puede aportar a la organización una pluralidad de conocimientos, habilidades e inquietudes que sin duda va a necesitar en algún momento.

2.- Defiende tus debilidades. Si por casualidad empezaste una carrera y la abandonaste y luego elegiste otra, no pasa nada, una debilidad siempre engloba una oportunidad de ensalzar características que no destacan a primera vista dentro del CV, pero que cada vez se demandan más por parte de las empresas.

3.- Falta de experiencia profesional. La inactividad profesional se trata de un puente difícil de cruzar para los recién titulados, así que si eres de los que terminaste la carrera sin hacer prácticas en empresas, tienes que exponerlo en el CV pero  diseñando un plan de acción ante la falta de oportunidades, por ejemplo explica la experiencia práctica que hayas podido adquirir dentro de las asignaturas cursada en la carrera o incluso traslada la formación complementaria al campo práctico, aprendizaje de idiomas o conocimiento de nuevas herramientas sociales, programas informáticos y voluntariados, que aportan un abanico cultural mayor al de otros candidatos.

Los problemas son oportunidades para demostrar lo que se sabe, y Recursos Humanos no quiere conocer el problema, quiere conocer qué hemos aprendido de la experiencia vivida. No te lamentes de no tener experiencia profesional y sácale partido a tu experiencia académica.

 

Merche Lillo Sánchez

Técnico de Empleo  de la Universidad Politécnica de Valencia en el campus de Gandia