DÓNDE PINCHAMOS EN LAS ENTREVISTAS….

Nuestro papel como técnicos de empleo es el de intermediarios entre las empresas con unas necesidades específicas y los titulados o estudiantes que buscan empleo o unas prácticas.

Por ello me gustaría recopilar en un documento muchos de los comentarios que a veces nos han transmitido las empresas, y que os pueden servir de gran ayuda a la hora de tener éxito y así ser los elegidos para un puesto de trabajo:

  • En la entrevista le he preguntado dónde le gustaría trabajar… y me ha contestado “dónde sea, me da igual”

El hecho de que os defináis, y os posicionéis frente a determinados puestos de trabajo que más os gusten… no quiere decir que no podáis trabajar en otros departamentos o no podáis ayudar a compañeros haciendo lo que haga falta en momentos puntuales.

  • No tenía nada claro…

La empresa necesita gente que defienda con claridad lo que les gusta, sus metas, sus objetivos.

  • No sabía quiénes éramos, ni a qué nos dedicábamos, nada de nada…

Una de las cosas más importantes cuando os contactan para una entrevista es que busquéis información sobre la empresa, ¡¡es fundamental!! Es un tremendo error ir a una entrevista sin estar preparados. Tenéis que saber qué hacen, qué filosofía tienen, qué podéis aportar a la empresa, etc…

  • A la tercera pregunta me ha preguntado por el salario…

Es un error que a la primera de cambio preguntéis por el salario. Debéis esperar a que os lo exponga la empresa.

  • No tenía nada de entusiasmo, parecía que no le interesaba, una actitud muy “pasota”, le daba exactamente igual lo que le estaba diciendo, ni siquiera me miraba a los ojos.

En este comentario tenéis muchas pistas de cómo tenéis que comportaros en una entrevista de trabajo… Debéis mostraros entusiasmado, si os importa y queréis el trabajo, ¡lo tenéis que demostrar!! Y otro punto importante es mirar a los ojos, debéis mirar a los ojos de vuestro entrevistador, siempre con un equilibrio claro… que tampoco se sienta intimidado o intimidada… Pero el contacto visual es fundamental para que la comunicación sea efectiva.

  • Me ha dejado plantado… no se ha presentado a la entrevista.

 

Nunca debéis cerraros puertas. Si os habéis comprometido con una empresa en ir a una entrevista, ¡debéis ir! Y si al final no podéis o no queréis, debéis avisar con antelación. Las empresas también se mueven por contactos, y puede pasar que este plantón a una empresa, os perjudique en futuras entrevistas o puestos de trabajo. Estáis echando por tierra vuestra profesionalidad.

 

  • Se ha puesto a la defensiva, sólo eran preguntas para conocerle mejor, no era un ataque.

 

Las preguntas en la entrevista, aun siendo delicadas, no son ataques personales. Sólo quieren conoceros mejor, si sois adecuados para el puesto, la forma de reaccionar que tenéis ante preguntas más duras o si cuestionan aspectos de vuestra trayectoria profesional. Miden vuestra reacción simplemente.

 

  • El candidato era excesivamente serio… no hizo ni un amago de sonrisa…

Aunque os parezca una tontería, la sonrisa y una expresión facial amable y afable ayudan mucho en una entrevista de trabajo, facilita la comunicación, el buen entendimiento, la confianza, etc…

 

Estos son algunos de los comentarios reales que nos hacen muchas empresas. La mayoría de veces, aun siendo los mejores para el puesto, pueden descartaros debido a este tipo de errores, así que tomar nota y a por todas!!

 

Raquel Córcoles

Técnico Empleo Campus Alcoy UPV