Elevator Pitch

¿Sabes explicar en pocos segundos quién eres en el ámbito profesional? Tu elevator pitch personal es una historia breve, informativa y atractiva que, si tienes preparada, te ayudará a mejorar tus conexiones laborales.

Debes tener claro que la finalidad no es vender sino generar interés sobre ti, lograr una entrevista o reunión para más adelante.

Si preparas tu elevator pitch adecuadamente, podrás sacar el máximo partido  de los encuentros que te surjan, ya sean inesperados o programados. Para ello es importante impactar a la persona para que te vea como una persona a la que tener en cuenta cuando tenga una oportunidad de trabajo. El éxito dependerá de tus habilidades, pero no debemos olvidar los contactos, ya que son importantes y hay que buscarlos, cuidarlos y ampliarlos si es posible.

La meta del elevator pitch no es sólo que te beneficies tú, debes pensar en cómo puedes ayudar a la persona con la que hablas, ver que le puedes ofrecer, que te vea como una oportunidad de mejora. Si buscas puntos comunes, establecerás una primera conexión, y en un futuro, puede que surjan oportunidades para ambos.

Cualidades de un pitch

  • Seguro pero no arrogante
  • Breve
  • Más genérico que específico (piensa en el contexto)
  • Distinto

Pasos:

  1. Ve al grano, engancha desde el principio, da unos datos impactantes.
  2. Muestra seguridad. Ejemplo en lugar de “he pensado…”, “he hecho…”
  3. Di lo que quieres de él o ella. Ejemplo en lugar de “intentaré hacer…”, “voy a hacer…”
  4. En ese preciso momento es posible que no se concrete nada, pídele el contacto, nombre, tarjeta, teléfono,…

Estructura del mensaje:

1º Da una etiqueta de lo que estás haciendo “Soy ingeniero aeroespacial”

2º Habla de tu vocación, que has hecho antes y que estás haciendo ahora.

3º Área en la que trabajas

4º Futuras aspiraciones:   “Me encanta mi trabajo, pero estoy empezando a pensar…”

Si no cumples estas cualidades, la persona a la que te diriges, desconectará. Se trata de ser único y cercano.

escalator-283448_960_720

El pitch es solo un recurso que hay que modelar un poco según el contexto en el que te encuentres y el público a quien va dirigido. Revísalo cada cierto tiempo y estate siempre preparado para sacarle el máximo partido y establecer conexiones.

 

Carmen Casas Alcázar, Técnico de empleo y orientación del Servicio Integrado de Empleo de la UPV.

 

¿Vives tu vida en color o en blanco y negro?

El color de la ropa que llevamos a diario dice cosas de nosotros, el estado en que nos encontramos, la energía que tenemos, cómo nos sentimos y a la vez los demás se hacen una idea  sobre ti.

Vamos a hacer un ejercicio, piensa que colores son los que utilizas habitualmente

  1. Anota los 4 colores que más utilizas a la hora de vestir:
  1. Anota cuáles son tus 3 colores preferidos:
  1. Piensa que todo es posible y anota que cambios te gustaría hacer en tu forma de vestir:

Colouring

El miércoles 25 de febrero estuve en el Fórum de Recursos Humanos que se celebró en Valencia y Javier Fernández Aguado en su intervención decía “hace unos meses estuve en un país en el que me encuentro como en casa, es estupendo, su gente es amable, educada, pero es tan gris, no hay color, le falta vida…”.

Simbología de colores:

Blanco: representa la luz, la pureza, optimismo, la sabiduría, transmite calor

Gris: neutralidad, simboliza el éxito, el dinero, seriedad, si el gris es muy apagado da sensación de anonimato, de pasar desapercibido.

Amarillo: optimismo, jovialidad, alegría, ayuda a la estimulación mental, ilumina, puede provocar agotamiento, ya que puede generar demasiada actividad.

Naranja: refuerza la confianza en ti mismo y la creatividad, llévalo para favorecer las relaciones con los demás.

Verde: el color de la esperanza y la sanación, equilibra emociones, útil para el agotamiento nervioso

Negro: color de autoridad, dureza, elegancia, poder, da peso a tus palabras y oculta la franqueza.

Azul: verdad, serenidad, armonía, responsabilidad. Utiliza azules estimulantes y radiantes.

Violeta: refuerza la espiritualidad, serenidad. Favorable para generar cambios.

Rosa: favorece la comunicación y la comprensión con los demás, es un color relajante, es también el color del amor hacia uno mismo, te ayudará a ser más amable contigo mismo/a.

Rojo:se asocia a una personalidad extrovertida, vital, color de la acción y de la pasión, expresa sensualidad, energía, con este color muestras a los demás tu presencia activa.

Te recomiendo que utilices los colores para reforzar tu confianza en ti mismo/a. Ponte los que te activen y te favorezcan, cuidando tu apariencia mejorarás tu bienestar, tanto en tu vida personal como profesional.

 

Carmen Casas Alcázar

Técnico de empleo y orientación del Servicio Integrado de Empleo de la UPV