¿CÓMO DEJO MI TRABAJO?

Quien haya dejado un empleo, bien por voluntad propia, o bien por nuevas oportunidades laborales, sabe que no es algo fácil. Aquí os dejamos algunos consejos para hacerlo de una forma correcta y con elegancia. Debes tener en cuenta la importancia del “CÓMO”. ¿CÓMO LO HAGO?

  1. Tu Jefe el 1º

Tu jefe debe ser el 1º en enterarse que dejas la empresa. No tiene sentido que se entere por compañeros o por otras vías. Debe ser una conversación cara a cara, tranquila, sensata y con respeto.

  1. El momento

Intenta hacerlo en el momento adecuado. Debes dejar tiempo a la empresa para que busque un sustituto adecuado. No es aconsejable irte en un pico de trabajo muy fuerte o en mitad de un gran proyecto. En caso que esto no sea posible, debes ser consciente e intentar disculparte por los perjuicios que puedas causar.

  1. Debes ser bien recordado

No conviene que jefes y compañeros te recuerden como un trabajador o compañero resentido o rencoroso, que has utilizado la ira y la venganza al decidir marcharte, es decir, que te has ido «con malas maneras», ten cuidado con lo que dices… Vale la pena que te recuerden como un buen trabajador, eficiente, que te has ido con elegancia, y que tu elección es totalmente comprensible. Debes tratar de irte por la puerta grande. Tu dignidad debe estar siempre por encima de “malos rollos”.

  1. No te lleves nada!!

Post its, grapadoras, teléfonos, tablets…. soy consciente que te pueden resultar moniiiiiiiiísimos…. pero no te lleves nada que no sea tuyo! Esto hablaría muy mal de ti… Ni qué decir tiene, que no puedes llevarte contigo documentos confidenciales.

  1. Desconexión total

Intenta no desconectar desde el momento que sales por la puerta, deja unos 15 días de transición desde que te has ido. Recibirás correos electrónicos, llamadas de clientes, de proveedores, compañeros que no saben de tu marcha. Es importante que contestes, hasta que te desvincules totalmente de la firma.

  1. Debes ser un facilitador

Intenta facilitar las cosas a la empresa, dejando notas, recomendaciones, ayudando a la persona que te va a sustituir. Y recuerda!! Puedes sugerir a la empresa la ayuda del SIE para encontrar tu sustituto! 😉 Debes encontrar un equilibrio entre ser un pasota total desde tu anuncio y hacer más de lo que debes, porque recuerda que te vas. Muchas veces se recomienda dejar un documento de transición, con detalles de tus proyectos, explicaciones, descripciones para que compañeros puedan continuar con la actividad en caso que no se haya incorporado todavía un nuevo sustituto. Es como una guía o itinerario de lo que son tus funciones y cómo las llevabas a cabo.

  1. Despídete de tus compañeros

Piensa que es gente con la que habrás trabajado años, algunos incluso puede que se hayan convertido en tus amigos. Aunque te cueste despedirte, y decir adiós, es muy importante que lo hagas y si puede ser personalmente, mejor que mejor. Es recomendable expresar agradecimiento. Independientemente de los motivos por los que te vas, siempre es bueno mostrar ese agradecimiento, ya que siempre se aprenden cosas, conoces a gente interesante, y adquieres experiencia.

  1. Mantén el contacto

A día de hoy con las redes sociales, es más fácil mantener el contacto con antiguos compañeros. En primer lugar, para que no se olviden de nosotros, pueden surgir hasta futuras colaboraciones, y en segundo lugar, por que como se suele decir… “nunca se sabe”…

 

Raquel Córcoles González

Técnico Empleo Campus de Alcoy UPV