¿Quién dijo miedo al futuro del empleo?

¿Te preocupa cómo enfrentarte a la búsqueda de empleo?

En el siguiente artículo de nuestro blog te damos algunos consejos útiles que te ayudarán a conseguir tus objetivos.

Constantemente estamos escuchando y leyendo en redes sociales, medios de comunicación, en YouTube que el futuro del empleo es incierto, que van a desaparecer muchos puestos de trabajo, y lo único que hacemos es ponernos nerviosos y derrotistas, y en el mejor de los casos  estudiar y formarnos mucho para no ser de los que vayan a despedir a la mínima de cambio.

Por supuesto que la formación es muy importante, y sin bajar a detalles sobre sectores o puestos concretos ,  se recomienda estar al día en el área de nuevas tecnologías e  idiomas, pero lo es todavía más, digo importante, tener una actitud un poco diferente ante lo que se nos avecina. Y esa actitud es prepararse para aceptar que las cosas están cambiando muy rápidamente y disponerse a “probar” todas las oportunidades personales y profesionales  se pueda, en especial cuando todavía no hay mucha trayectoria profesional, es decir, se está  construyendo la carrera profesional.

Hay que ocuparse, que no preocuparse, por ser empleables, es decir, ser atractivos para empresas y empleadores durante toda nuestra vida profesional o al menos, el máximo tiempo posible.

Conviene  desterrar por ineficaces los pensamientos del tipo  “Hay que tenerlo todo bajo control”. Se sufre innecesariamente queriendo saber a toda costa si las decisiones que tomas hoy sobre unas prácticas, una estancia en el extranjero o un empleo van a ser las mejores o si te podrás equivocar,  también si te obsesionas en querer saber a toda costa dónde vas trabajar en los próximos 3 años, o dónde vas a vivir.

La única red de seguridad que tienes es la disposición  personal  a ser aprendiz  y estar dispuesto/a a ir adaptándote  a lo que  te vaya sucediendo.

El primer paso en este cambio de actitud es prepararse para explorar, averiguar.

Saber:

  1. Quién eres profesionalmente y personalmente, qué tipo de tareas y trabajos disfrutas haciendo, qué recursos personales y de tu entorno puedes aprovechar.
  2. En qué  tipo de ocupaciones/puestos te ves ahora y en el futuro
  3. En qué tipo de empresas/sector te interesaría trabajar
  4. Qué tendencias y novedades se observan en el sector y ocupaciones que te interesan(estar bien informado/a)

Plantearte: objetivos concretos, por ejemplo,  hacer prácticas, seguir estudiando,  o trabajar aquí o en el extranjero. Y poner fechas claras para comprobar si los has conseguido o te interesa cambiar estas metas por otras más adecuadas a tus circunstancias.

Saber utilizar herramientas para crear y ampliar tu red de contactos personales y profesionales:

  1. Manejar las redes sociales profesionales como Linkedin, u otras, según tus intereses, para darte visibilidad y conocer a personas y empresas.
  2. Escoger la forma más adecuada para hacer candidatura espontánea a las empresas

 

Si te dedicas a estas actividades estarás  tan bien preparado/a para el futuro que podrás adaptarte a los retos que el mundo del empleo vaya planteando.

Inmaculada Badenes Luz. Orientadora Profesional.

Servicio Integrado de Empleo. UPV