LO QUE PODEMOS APRENDER DE QUIEN LIMPIA LA NASA

Hace un tiempo leí una anécdota (…no sé si es verídica pero me viene muy bien como ejemplo…) en la cual el presidente de EEUU Kennedy estaba visitando las instalaciones de la NASA y al ver a una persona limpiando le preguntó cuál era su trabajo, y respondió: “estoy ayudando a poner un hombre en la Luna“.

¿Qué podemos aprender de esta curiosa historia? Varias cosas que me interesa transmitir:

-la implicación de la persona en su trabajo

-la satisfacción que nos produce el sentido y repercusión de nuestro empleo

-y LO MAS IMPORTANTE, los dos puntos anteriores van a llegar si nosotros le damos SIGNIFICADO a lo que hacemos

Solemos hablar de los factores que nos motivan de la empresa pero desde un punto de vista extrínseco: si tiene buenas condiciones laborales, clima, tareas interesantes y variadas…etc. Y me gustaría apuntar a nuestra motivación intrínseca.

Está claro que nuestra organización también juega un papel importante en ello, pero no perdamos de vista que parte de la motivación surge de nosotros, del SIGNIFICADO QUE LE DEMOS.

Y también destacar que esto es aplicable a CUALQUIER ÁMBITO DE NUESTRA VIDA.

¿Por qué hacemos lo que hacemos? Busca la última razón, el motivo final que está en tu pensamiento y en tu sentimiento. Seguro que lo que te mueve es aquello que realmente te importa.

También puedes aplicar la pregunta PARA QUÉ…Si contestas a esta cuestión te saldrá ese significado del que hablo y te ayudará a tomar decisiones y a estar mejor. ¡Suerte!

 

Mónica Rodrigo Vergara, Técnico de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València

¿Quién dijo miedo al futuro del empleo?

¿Te preocupa cómo enfrentarte a la búsqueda de empleo?

En el siguiente artículo de nuestro blog te damos algunos consejos útiles que te ayudarán a conseguir tus objetivos.

Constantemente estamos escuchando y leyendo en redes sociales, medios de comunicación, en YouTube que el futuro del empleo es incierto, que van a desaparecer muchos puestos de trabajo, y lo único que hacemos es ponernos nerviosos y derrotistas, y en el mejor de los casos  estudiar y formarnos mucho para no ser de los que vayan a despedir a la mínima de cambio.

Por supuesto que la formación es muy importante, y sin bajar a detalles sobre sectores o puestos concretos ,  se recomienda estar al día en el área de nuevas tecnologías e  idiomas, pero lo es todavía más, digo importante, tener una actitud un poco diferente ante lo que se nos avecina. Y esa actitud es prepararse para aceptar que las cosas están cambiando muy rápidamente y disponerse a “probar” todas las oportunidades personales y profesionales  se pueda, en especial cuando todavía no hay mucha trayectoria profesional, es decir, se está  construyendo la carrera profesional.

Hay que ocuparse, que no preocuparse, por ser empleables, es decir, ser atractivos para empresas y empleadores durante toda nuestra vida profesional o al menos, el máximo tiempo posible.

Conviene  desterrar por ineficaces los pensamientos del tipo  “Hay que tenerlo todo bajo control”. Se sufre innecesariamente queriendo saber a toda costa si las decisiones que tomas hoy sobre unas prácticas, una estancia en el extranjero o un empleo van a ser las mejores o si te podrás equivocar,  también si te obsesionas en querer saber a toda costa dónde vas trabajar en los próximos 3 años, o dónde vas a vivir.

La única red de seguridad que tienes es la disposición  personal  a ser aprendiz  y estar dispuesto/a a ir adaptándote  a lo que  te vaya sucediendo.

El primer paso en este cambio de actitud es prepararse para explorar, averiguar.

Saber:

  1. Quién eres profesionalmente y personalmente, qué tipo de tareas y trabajos disfrutas haciendo, qué recursos personales y de tu entorno puedes aprovechar.
  2. En qué  tipo de ocupaciones/puestos te ves ahora y en el futuro
  3. En qué tipo de empresas/sector te interesaría trabajar
  4. Qué tendencias y novedades se observan en el sector y ocupaciones que te interesan(estar bien informado/a)

Plantearte: objetivos concretos, por ejemplo,  hacer prácticas, seguir estudiando,  o trabajar aquí o en el extranjero. Y poner fechas claras para comprobar si los has conseguido o te interesa cambiar estas metas por otras más adecuadas a tus circunstancias.

Saber utilizar herramientas para crear y ampliar tu red de contactos personales y profesionales:

  1. Manejar las redes sociales profesionales como Linkedin, u otras, según tus intereses, para darte visibilidad y conocer a personas y empresas.
  2. Escoger la forma más adecuada para hacer candidatura espontánea a las empresas

 

Si te dedicas a estas actividades estarás  tan bien preparado/a para el futuro que podrás adaptarte a los retos que el mundo del empleo vaya planteando.

Inmaculada Badenes Luz. Orientadora Profesional.

Servicio Integrado de Empleo. UPV

¿CÓMO DEJO MI TRABAJO?

Quien haya dejado un empleo, bien por voluntad propia, o bien por nuevas oportunidades laborales, sabe que no es algo fácil. Aquí os dejamos algunos consejos para hacerlo de una forma correcta y con elegancia. Debes tener en cuenta la importancia del “CÓMO”. ¿CÓMO LO HAGO?

  1. Tu Jefe el 1º

Tu jefe debe ser el 1º en enterarse que dejas la empresa. No tiene sentido que se entere por compañeros o por otras vías. Debe ser una conversación cara a cara, tranquila, sensata y con respeto.

  1. El momento

Intenta hacerlo en el momento adecuado. Debes dejar tiempo a la empresa para que busque un sustituto adecuado. No es aconsejable irte en un pico de trabajo muy fuerte o en mitad de un gran proyecto. En caso que esto no sea posible, debes ser consciente e intentar disculparte por los perjuicios que puedas causar.

  1. Debes ser bien recordado

No conviene que jefes y compañeros te recuerden como un trabajador o compañero resentido o rencoroso, que has utilizado la ira y la venganza al decidir marcharte, es decir, que te has ido “con malas maneras”, ten cuidado con lo que dices… Vale la pena que te recuerden como un buen trabajador, eficiente, que te has ido con elegancia, y que tu elección es totalmente comprensible. Debes tratar de irte por la puerta grande. Tu dignidad debe estar siempre por encima de “malos rollos”.

  1. No te lleves nada!!

Post its, grapadoras, teléfonos, tablets…. soy consciente que te pueden resultar moniiiiiiiiísimos…. pero no te lleves nada que no sea tuyo! Esto hablaría muy mal de ti… Ni qué decir tiene, que no puedes llevarte contigo documentos confidenciales.

  1. Desconexión total

Intenta no desconectar desde el momento que sales por la puerta, deja unos 15 días de transición desde que te has ido. Recibirás correos electrónicos, llamadas de clientes, de proveedores, compañeros que no saben de tu marcha. Es importante que contestes, hasta que te desvincules totalmente de la firma.

  1. Debes ser un facilitador

Intenta facilitar las cosas a la empresa, dejando notas, recomendaciones, ayudando a la persona que te va a sustituir. Y recuerda!! Puedes sugerir a la empresa la ayuda del SIE para encontrar tu sustituto! 😉 Debes encontrar un equilibrio entre ser un pasota total desde tu anuncio y hacer más de lo que debes, porque recuerda que te vas. Muchas veces se recomienda dejar un documento de transición, con detalles de tus proyectos, explicaciones, descripciones para que compañeros puedan continuar con la actividad en caso que no se haya incorporado todavía un nuevo sustituto. Es como una guía o itinerario de lo que son tus funciones y cómo las llevabas a cabo.

  1. Despídete de tus compañeros

Piensa que es gente con la que habrás trabajado años, algunos incluso puede que se hayan convertido en tus amigos. Aunque te cueste despedirte, y decir adiós, es muy importante que lo hagas y si puede ser personalmente, mejor que mejor. Es recomendable expresar agradecimiento. Independientemente de los motivos por los que te vas, siempre es bueno mostrar ese agradecimiento, ya que siempre se aprenden cosas, conoces a gente interesante, y adquieres experiencia.

  1. Mantén el contacto

A día de hoy con las redes sociales, es más fácil mantener el contacto con antiguos compañeros. En primer lugar, para que no se olviden de nosotros, pueden surgir hasta futuras colaboraciones, y en segundo lugar, por que como se suele decir… “nunca se sabe”…

 

Raquel Córcoles González

Técnico Empleo Campus de Alcoy UPV

Jornada Quédate 2018

Un año más ha tenido lugar en la Universitat Politècnica de Valencia, la Jornada QUEDATE para la incorporación de talento universitario a las empresas.

Esta actividad, llevada a cabo por el Servicio integrado de Empleo de la UPV, persigue el objetivo de facilitar la inserción laboral de los 100 mejores perfiles de la UPV con empresas punteras comprometidas con el empleo.

Mediante este programa se desea premiar a aquellos estudiantes y titulados que han sido seleccionados tanto por su expediente académico como por su formación en competencias transversales ayudándoles a incorporarse al mercado laboral.

Para ello, la Universitat Politècnica de Valencia, pone en contacto a 100 talentos universitarios con los responsables de RRHH de grades compañías. Se trata de una iniciativa pionera en las universidades públicas españolas, siendo el programa QUEDATE galardonado con el premio del Consejo Social 2017 en la categoría de Innovación en la gestión.

La Universitat Politècnica de Valencia, permanece atenta a todas aquellas necesidades laborales que puedan surgir en la sociedad que nos rodea y en la que deben integrarse sus titulados/as. Por ello se trata de una magnífica oportunidad para que los empleadores de empresas punteras, se acerquen a la UPV y puedan seleccionar al mejor talento de la misma. Evitando de esta forma la fuga del mismo al extranjero.

QUEDATE va dirigido, por un lado, a todos aquellos estudiantes y titulados de los dos últimos años que poseen un excelente expediente académico y un perfil curricular destacable y por el otro a empresas con un largo recorrido de colaboración con la UPV en materia de empleo.

Para ser seleccionado entre los 100 mejores perfiles, alrededor de 400 jóvenes participaron este año 2018 en el proceso de selección. Valorándose no únicamente el expediente académico y un nivel B2 de inglés, sino también actividades que llevan implícitas competencias transversales fundamentales para el desempeño de un puesto de trabajo. Actividades como, Prácticas en empresa, acciones de emprendimiento, deportista de élite, estudios de conservatorio, pertenencia a asociaciones de estudiantes, pertenencia a ONG´s, etc. fueron aspectos a considerar.

El día 29 de noviembre, se llevó a cabo el reto en el que estos 100 jóvenes podrían demostrar sus habilidades y capacidades a las empresas que participaron en la jornada. Las empresas participantes fueron: Airbus, Alfatec, Amazon, Celestica, Clasica Urbana, Faurecia, Fermax, Ford, GH Induction, GMV, Grefusa, Groupe Renault, Huawei, IKEA, Leroy Merlin, Lidl, Mahle, Maxlinear, PwC, Sothis, S2 Grupo, Stadler, Torrecid y Yanfeng.

La empresa CEGOS encargada de realizar la dinámica, planteó un reto relacionado con las Smart Cities, en las que durante cuatro horas 10 grupos de 10 jóvenes cada uno, debían definir un plan de actuación para convertir la ciudad de Valencia en una ciudad sostenible, bajo la atenta mirada de las empresas participantes. Mediante esta actividad, las empresas podían evaluar competencias como el pensamiento integrados, la toma de decisiones ágiles, el rastreo digital, la organización grupal o la visión y transformación digital. La actividad fue retransmitida en streaming a todos los ciudadanos que tendrían la oportunidad de votar al equipo ganador, junto con un jurado formado por expertos de la UPV en esta materia.

Resultado de todo ello, el equipo azul celeste se alzó con la victoria y cada uno de sus participantes recibieron una Tablet como regalo por parte del ayuntamiento de Valencia.

Las claves del éxito de este programa son muchas ya que no sólo se valoran aspectos académicos sino también competenciales del participante.

A continuación, se muestran algunas de las ventajas que este programa aporta según el colectivo:

  1. A los jóvenes estudiantes o titulados: facilitar la inserción laboral de los mejores perfiles de la UPV, así como generar un networking entre empresas y participantes que faciliten la aproximación de ambos intereses.
  2. A las empresas: detectar los mejores perfiles con el fin de captarlos y retenerlos en sus organizaciones.
  3. A la Universitat Politècnica de Valencia: Tener identificados a los estudiantes y recién titulados que destacan a nivel académico, competencial y de valores.
  4. A la sociedad: Reducir la fuga de talento al extranjero uniendo el mejor talento universitario con empresas punteras con sede en España y que estén comprometidas con el empleo.

La tercera edición del programa consiguió la inserción laboral del 68% de los participantes, esperamos que esta cuarta edición, consiga incorporar muchos más, ya que el talento de la universidad no puede pasar desapercibido a las empresas que lo valoran.

Espero que esta actividad la disfrutaran todos los participantes y sobre todo la aprovechen en los meses venideros!

 

Malak Kubessi Pérez

Responsable de Orientación, Formación y Empleo del Servicio Integrado de Empleo

¡¡¡ LA ACTITUD SÍ IMPORTA!!!

Recientemente he tenido la oportunidad de escuchar a una directora de RRHH de una importante ingeniería de la Comunidad Valenciana hablando de lo que analiza en una entrevista. Uno de los elementos que valora muy positivamente es la actitud que muestra el candidato en la entrevista.

¿Qué es esto de la actitud?

La actitud es una evaluación duradera de un hecho, de una situación, de una persona, etc… Podemos tener una actitud positiva y negativa.

Hay actitudes que nos acercan más al objetivo, y otras que nos alejan. La actitud positiva es la más aconsejable para abordar a la búsqueda de empleo y los procesos de selección.

El afrontar las cosas desde el optimismo, te permite ver las cosas buenas y ser proactivo, por lo que será más probable que pongas en marchas más acciones y veas más probabilidades de conseguir el objetivo.

Las personas con actitud negativas tienen más prejuicios e ideas que no ayudan a la búsqueda de trabajo. Es perfectamente comprensible que te desgaste recibir noes o no tener respuesta por parte de las empresas. Pero piensa que al final se consigue!!!

Las personas con ideas o actitud positiva se caracterizan por:

  • Buscan ofertar y encuentran más posibilidades de empleo.
  • Su respuesta es más activa y por lo tanto tiene mayor actividad.
  • Centran su atención en las oportunidades y minimizan las amenazas.
  • Están abiertas a la formación y orientación como elemento que colabora en su inserción.
  • Son persistentes en su búsqueda de empleo.

¿Por qué los seleccionadores valoran mejor una actitud positiva que una derrotista?

A los seleccionadores les gusta incorporar personas entusiastas, motivadas y positivas. Por varios motivos, quizás el fundamental es que es más fácil trabajar con personas positivas, alegres, que con personas enfadadas y negativas.

Piensa cuál es tu actitud en la búsqueda de empleo y como te muestras en la entrevistas, ya que la actitud SI importa!!!

 

Nuria Garcia Serra

Técnico de Orientación y Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València

INTERVIEW LAB OCTUBRE 2018

El pasado 23 de octubre llevamos a cabo el Interview Lab un simulador de entrevistas de trabajo para que pudierais practicar y mejorar en situaciones reales.

Ha sido la primera vez que lo hemos organizado y nos sentimos muy satisfechos con el resultado. La convocatoria tuvo un gran éxito de asistencia con 120 participantes y parece que a todos les resultó muy interesante como aprendizaje.

Si os interesa conocer el modo de acertar en una entrevista, nos gustaría recordaros algunos aspectos claves que se observan en ella.

Uno de los primeros que se perciben es la COMUNICACIÓN NO VERBAL que engloba toda la comunicación no hablada, la gestualidad y en general cómo dices lo que dices.

No se le suele dar mucha importancia y sin embargo marca la credibilidad de tu discurso. Puedes generar o no confianza en quien te entrevista e invalidar o reforzar lo que le digas.

Algunas conductas que se observan en este tipo de comunicación son las siguientes:

Mantener el contacto visual, sonreír con naturalidad, tener movimientos y posturas corporales naturales y adecuadas (sentarse, manos, expresión facial), velocidad, tono y volumen de la voz: que sea audible e inteligible.

Otro aspecto importante y lógico en una conversación es la COMUNICACIÓN VERBAL, todo lo que dices, tus palabras.

Algunas conductas que se observan en este tipo de comunicación son las siguientes:

Saludar y despedirte correcta y cortésmente, argumentar y defender  las ideas o razonamientos con convicción, dar ejemplos de logros de tu vida profesional, académica o personal, tener una conversación fluida y un vocabulario adecuado, responder a lo preguntado sin divagar ni evadirte, mostrar humor, flexibilidad, diplomacia, tolerancia…manifestar que conoces tu profesión: estar al día, dar información concreta, hacer citas o alusiones, transmitir datos objetivos…etc.

Y por último la guinda del pastel, lo que realmente determina si te escogen o no para el puesto, la ACTITUD. ¿Cómo se ve si tienes una buena actitud? Van a notar si transmites entusiasmo, si aclaras y destacas tu motivación, si comunicas sin vacilar tus ganas, si muestras interés fehacientemente, si eres amable y colaboras y por último si muestras disponibilidad funcional, geográfica, horaria, salarial o de cualquier otro tipo.

Si tienes en cuenta estos 3 aspectos clave, ¡seguro que acertarás¡

Mónica Rodrigo Vergara, Técnico de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València