Instagram como herramienta profesional

Cada día surgen nuevos perfiles, cuentas de empresa, creadores, … toda una comunidad de usuarios que utilizan Instagram.

Como red social podemos recurrir a ella como usuarios sociales o tener en cuenta que es una herramienta más, y que podemos utilizarla para poner en valor nuestra labor profesional, generar huella o poner en marcha una marca propia, pero como en todas ellas la CONSTANCIA es la clave.

¿por qué utilizarla? ¿para qué? y ¿cómo? son las preguntas a las que cada usuario deberá responder según sus propios objetivos.

Tras la globalización del lujo, las grandes empresas comenzaron a mirar hacia nuevos imaginarios y satélites presentes en las redes sociales a través de marcas nicho y nuevos creativos. Todo ello acentuado actualmente por la crisis sanitaria que ha aumentado la compra online de productos y el consumo de contenidos digitales abre un lugar donde emprender.

Entre todas las plataformas gratuitas, Instagram se ha convertido en la”reina” en la era de lo visual, una red en continuo crecimiento donde las marcas quieren estar PRESENTES y SER RELEVANTES. No sólo el público “busca” en Instagram, sino que también lo hacen reclutadores, empresas, … y es aquí donde se abre también un espacio no sólo de venta sino para conectar con una amplia red profesional.

Más allá de la búsqueda de seguidores y likes, cada día más el algoritmo premia el engagement, el contenido de calidad, la generación de comunidades afines, …

Un lugar donde desarrollar/crear NUESTRO PROPIO UNIVERSO

Es importante buscar nuestro punto de vista y APRENDER A COMUNICARLO desde esta plataforma que se ha convertido en un gran escaparate continuo. Es muy posible que nuestro proyecto caiga si después de trabajar mucho el diseño/objeto no dedicamos el mismo tiempo a pensar cómo vender nuestros productos/ servicios. Pero no sólo la venta de productos es la razón de utilizar Instagram, ya que como hemos comentado, nos abre, a su vez, a contactos profesionales, del mismo modo que Linkedin o Infojobs, pero en un espacio más afín para reclutadores de perfiles creativos, por su gran poder visual y comunicador.

Instagram es una nueva carta de presentación, por ello será interesante reflexionar acerca de nuestra identidad como marca/profesional. Cada usuario posee una IDENTIDAD DIGITAL, un “yo” en la red como consumidores pero también como creadores de contenido, y es en este momento donde entra en juego nuestra marca personal, el cómo queremos que el resto de usuarios nos perciba y la reputación digital que puede tanto abrir como cerrar puertas.

En la era de lo visual donde nadie quiere perderse nada de lo que ocurre, Instagram nos mantiene pendientes de todo a nuestro alrededor, siempre teniendo en cuenta 4 pilares:

1. INFORMAR

2. ENTRETENER

3. INSPIRAR

4. EDUCAR

 Sólo un dato de los muchos disponibles en Instagram business:

+200 millones de usuarios de Instagram visitan

al menos un perfil de empresa cada día.

Si por fin te has decidido a utilizar Instagram para compartir tu perfil como profesional te dejo algunos imprescindibles. (imagen adjunta)

María Martín Gallego

Docente y artista plástica

2021: por fin has llegado ¿y ahora qué?

Desde la primavera hasta el invierno de 2020, observamos que hay personas que han finalizado sus estudios y están muy disponibles para trabajar.

Otras han perdido su trabajo y se encuentran también con la expectativa de encontrar una nueva oportunidad.

También veo empresas a las que les va bien o se han quedado más o menos igual y unas pocas a las que les va peor con la pandemia (refiriéndome al mundo de las Ingenierías).

Está todo en un estado de espera o de hibernación, sin embargo, veo un trasfondo de ganas, de esperanza y de ánimo.

En cualquier caso, estamos en terreno inexplorado, esta crisis no se parece a ninguna otra del pasado y tiene su propia idiosincrasia.

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros en el terreno profesional o académico?

Me atrevo a dar unas recomendaciones prácticas desde mi perspectiva.

Lo primero pensar que es algo temporal.

Aunque aún nos quedan unos meses malos por delante no dudemos de que toda esta situación tiene fin y también tiene solución.

La profecía autocumplida debe ser en positivo.

El abandono total de nuestros planes o actividad no nos llevará a ningún sitio.

Prosigamos pues con nuestra formación académica en el caso del alumnado o formación continua cuando ya hemos finalizado nuestros estudios de Grado o Master oficiales.

Podemos aplicar el pragmatismo a nuestras decisiones al respecto y mejorar las típicas habilidades, destrezas o conocimientos que se siguen solicitando en las empresas con el paso del tiempo: informática + idiomas.

También se puede hacer un estudio de mercado observando qué se pide en las ofertas de empleo que ahora existen y ver qué requisitos están apareciendo.

ESE, y no otro, debe ser nuestro objetivo formativo.

También es el momento de la flexibilidad y la apertura de mente.

Podemos tener unas previsiones (particulares y generales) y también habrá que cambiar planes sobre la marcha e ir adaptándonos a cada momento a la realidad como hemos hecho hasta ahora.

De nuevo, la observancia de las ofertas de empleo activas actualmente nos dará pistas útiles sobre sus características y condiciones laborales: lugar geográfico, jornadas, horarios, tipo de proyectos, clientela, funciones-tareas-responsabilidades…etc.

La incertidumbre sigue formando parte de nuestras vidas, sin embargo, desde el inicio de la pandemia, hemos aprendido a gestionarla mejor e incluso sacarle algún provecho.

Como decían los celtas del norte de España, os deseo:

Fuerza y Salud.

La buena suerte la pondremos entre tod@s  🙂

Mónica Rodrigo Vergara, Técnico de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València

¡Soy proactivo¡ shhh..La proactividad no se dice, se hace

PROACTIVIDAD. Seguramente esta palabra ha retumbado en tus oídos durante años y la has ido ejercitando a lo largo de tu vida y ahora, cuando estás buscando empleo y necesitas alardear de ella ante un empleador, no sabes muy bien como reflejarla en el Currículum.

Todas las empresas demandan candidatos proactivos. Pero, ¿sabemos cómo reflejarlo en el currículum para que las empresas confíen que lo somos?

Para mí, la proactividad no se dice, se hace. Por eso en el currículum no vale con decir que somos proactivos, hay que describir las acciones que nos hacen una persona proactiva. Si lo eres, demuéstralo y dale acción a tu currículum.

Las personas proactivas no se sientan a esperar que las cosas pasen, se levantan y hacen que sucedan. Así que si quieres saber cómo darle acción a tu currículum, no dejes de leer estos 3 consejos y demuestra tu proactividad.

Consejo#1 Innova. Una persona proactiva es una persona innovadora. Comienza por hacer un currículum que se diferencie del resto. Los reclutadores no buscan solo por palabras “clave”, sino también, buscan algo diferente y sorprendente. Recuerda que muchas veces estudian cientos de currículums y al final del día todos les parecen iguales.

Hay varios formatos que puedes utilizar y varias plataformas digitales como ResumUP, Easel.ly, Infogr.am o Canva con las que serás  capaz de crear un currículum moderno, creativo e impactante que te abra las puertas del éxito.

Consejo#2 Promueve tu experiencia. Hay que enfocarse en los logros y en ejemplos concretos de trabajo, en los cuales la proactividad se deduzca por sí sola, sin la necesidad de escribirla. Normalmente se explica en términos generales el puesto que ocupaste para tal empresa, o el proyecto que realizaste para cualquier asignatura, pero para poder llevarlo un paso más allá, puedes ser específico. Recuerda tus principales logros y menciónalos, si lograste hacer crecer ciertas áreas, si implementaste nuevos métodos. Todos tus logros, por pequeños que sean son importantes,  y sobre todo si puedes, indica datos,  porcentajes o números positivos.

Consejo#3. Usa redes sociales e incluye sus enlaces en el CV: LinkedIn debe ser tu red profesional predilecta, pero debes tener presencia también en otras redes. Tus futuros empleadores querrán saber más de ti, y por ello, te buscarán en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok, etc. Se fijarán en qué tipo de cosas publicas y lo analizarán para hacerse una idea más clara de cómo es tu personalidad y cómo de proactivo eres. Esta es tu oportunidad de hacerles saber cuáles son tus intereses y tus habilidades. Sube contenido interesante a tu perfil de Instagram o a tu muro de Facebook. Utiliza Twitter para seguir a otros profesionales y empresas de tu misma área e interacciona con ellos. Y, en función de tu experiencia e intereses, aprovecha redes como TikTok para captar la atención de posibles empleadores.

Recuerda que el CV sigue siendo un documento clave para acceder a las empresas, y debes cuidarlo al máximo. Así que ánimo, demuestra que eres una persona proactiva y  dale acción  a tu currículum.

Merche Lillo Sánchez, Técnico de empleo de la Universitat Politècnica de València en el campus de Gandia.

Cómo informar en LinkedIn que estás buscando trabajo o prácticas. Incluir o no OpenToWork.

Es una utilidad que se ha introducido pensando en todas las personas que utilizan LinkedIn para buscar prácticas o empleo en estos momentos y darse a conocer entre los empleadores, especialmente entre los técnicos de selección/reclutadores, etc.

 Incluir o no esta utilidad tiene tanto detractores como defensores,porque deja ver a las claras que estás actualmente buscando trabajo activamente y que deseas recibir ofertas, lo cual en función de tu situación puede beneficiarte o perjudicarte.

Para colocar este marco de OpenToWork en tu fotografía el primer paso consiste en ir al cuadro de Añadir sección, escoger la primera de las opciones, Presentación y ahí encontrarás la opción En busca de empleo.

Si la pulsas, te aparecerá una especie de ficha con varios campos para Añadir preferencias de empleo que se llama Cuéntanos qué tipo de oportunidades te interesan.

  1.  Cargos*, que es obligatorio rellenar, y se refiere al nombre del puesto que estás buscando, y al Añadir cargo, pones el nombre del puesto y puedes elegir entre aquellos que te propone LinkedIn.Siempre puedes usar más nombres de puestos para ampliar tus posibilidades de encontrar ofertas y de informar a las personas que buscan candidatos/as de tu perfil.
  • Ubicaciones de empleo*, por defecto pondrá el país donde resides, pero puedes Añadir ubicación.
  • Me interesa trabajar a distancia.
  • Fecha de inicio.
  • Tipos de empleo.
  • Y el ultimo campo obligatorio es Elige quién puede ver que tienes interés*

Al pulsar la flecha se abren dos posibilidades, pero sólo la primera te añade OpenToWork a la foto.

Aquí puedes ver los apartados que acabo de describir:

Primera opción, cuando se te añade a tu foto OpenToWork.

 Aquí te indica que Todos los miembros de LinkedIn,sean quienes sean, pueden ver tu foto con el marco.

Esta opción podrías valorarla si estás buscando tu primer empleo o tus primeras prácticas.

Mi recomendación es que no utilices esta opción, aunque quieras cambiar de trabajo o si ya tienes experiencia profesional.

En el caso de que estés en activo porquepodría nofavorecer tu situación en la empresa.

Y si cuentas con experiencia profesional, porque puede dar a entender que tu situación es crítica y no está demostrado que te favorezca cuando los reclutadores buscan a los candidatos en LinkedIn. Además, existen otras alternativas que tal vez te interesen más, mucho más discretas.

No obstante, si escoges la Segunda opción Solo técnicos de selección. no aparece el marco OpenToWork en la fotografía.

Para finalizar el proceso, cuando has completado las Preferencias de empleo, te indica que se han   guardado y te ofrece que hagas una publicación para notificar a tu red que estás buscando empleo, y puedes escribirla o no.

Si has elegido la primera opción Todos los miembros de LinkedIn, pulsas Añadir al perfil y verás tu foto con el marco verde OpenToWork cuando lo abras.

Este marco se puede Eliminar,  presionas en Ver todos los detalles , debajo de tu foto , al pulsar el icono del lápiz, eliges esta opción.

De todos modos, existen otras posibilidades de buscar empleo e informar a los técnicos de selección de tu interés en trabajar en su empresa en LinkedIn.

Si accedes a Cuenta, al apartado de Configuración y privacidad de tu perfil, en Preferencias de búsqueda de empleo, puedes escoger el grado de privacidad para tu búsqueda de empleo que más te convenga.

Al buscar ofertas en Empleos puedes crearte alertas a las empresas en las que te gustaría hacer prácticas o trabajar.

Y por supuesto, utiliza tu red de contactos para informarte de primera mano de las necesidades reales de las empresas y contacta directamente con ellas si crees que tienes algo que aportar.

Mi opinión como orientadora, que no como community manager, si quieres que los reclutadores se fijen en ti, utiliza palabras(keywords)que describan los conocimientos que posees(estudios), tus principales competencias   profesionales, técnicas y personales y las experiencias profesionales o personales que te identifiquen y te diferencien.

 Es recomendable que estas palabras aparezcan en los apartados clave: Titular, Acerca de, Experiencia, Estudios y Aptitudes y Validaciones. La información que contengan ha de ser coherente con el perfil que quieres mostrar y reflejar la realidad, no lo que te gustaría en un futuro.

En conclusión, esta utilidad que LinkedIn ha lanzado puede ser interesante para algunas personas que busquen sus primeras prácticas o empleos, y en otras circunstancias habría que valorar si puede beneficiar o perjudicar.

De todos modos, puedes probar y obtener tus propias conclusiones.

Inmaculada Badenes Luz

Orientadora y Formadora del Servicio Integrado de Empleo-UPV

El Objetivo profesional en el CV

El objetivo profesional en un currículo es imprescindible para centrar la atención, es necesario tanto para ti mismo/a, porque te va a ayudar a desarrollar el resto del contenido de tu currículo, como para el seleccionador que le va a facilitar la lectura y le va a ayudar desde el principio a saber quién eres y qué quieres.

Uno de los motivos por el que se te puede rechazar es por la falta de objetivos, por la ausencia de focalización, cuando un seleccionador lea tu currículo debe hacerse una idea de qué es lo que quieres hacer y hacia dónde te diriges.

Hay veces que da miedo expresar el objetivo profesional porque puedes pensar que te quita opciones, te da miedo ajustar o delimitar por si te  quedas sin nicho de mercado.

Pero ten en cuenta una cosa

  • No podemos pretender que todas las empresas nos necesiten ni que a ti te gusten todas las empresas o puestos de trabajo que se ofertan.

Para elaborar tu objetivo profesional ten en cuenta lo siguiente:

  • Preséntate, empieza con algo que pueda interesar al reclutador de ti, si no tienes experiencia en el puesto que se solicita comienza con el nivel que tenías en tu anterior trabajo (Programador de…, Técnico en…) o con el nombre de tu profesión en base a los estudios realizados (Diseñador de…, Investigación en…, Ingeniero de…)
  • Describe tus habilidades, si tienes experiencia habla de las profesionales, si no tienes experiencia habla de las habilidades blandas o de las que hayas desarrollado en otras actividades realizadas durante tus estudios y que sean interesantes para la oferta o puesto. También puedes pensar en lo que se te daba bien hacer durante tus estudios a un nivel más práctico, por ejemplo, facilidad para el manejo de programas de diseño gráfico, para realizar cálculos numéricos, facilidad para reparar y diseñar mecanismos, soltura para programar en un lenguaje, etc.
  • Qué quieres hacer, tus objetivos laborales dentro de la empresa; qué tipo de funciones y en qué áreas te gustaría estar, aunque no digas un nombre de puesto concreto.

Ejemplo: Gestor de proyectos de TI, con 3 años de experiencia como Analista de Desarrollo y de Negocio. Entre las herramientas informáticas destacar MS Project, SQL y Visio.

Un ejemplo de Objetivo Ineficiente es cuando nos sirve para diferentes puestos, diferentes empresas y/o diferentes sectores porque es demasiado amplio o ambiguo y no se aprecia con claridad qué es lo que sabe y lo que le interesa a la persona.

Consejo: El mundo nos tiene que percibir en acción “Verbo en acción, por ejemplo: enseño, ayudo, desarrollo, gestiono…”

Si tienes experiencia laboral destaca cualidades, aptitudes, experiencia concreta incidiendo en las funciones relacionadas con el puesto o empresa y utilizando palabras clave.

Si no tienes experiencia laboral destaca valores, cualidades y aptitudes, los motivos de interés por la empresa o puesto, logros conseguidos en tu vida académica o personal.

Da buena imagen tener un objetivo o plan en tu mente que te gustaría seguir, un camino que visualizas o al que aspiras. Procura que tu objetivo esté en sintonía con lo que la empresa busca.

En caso que lo vayas a dirigir para la realización de prácticas está bien especificarlo.

Ejemplo:

Objetivo profesional: Prácticas de estudiante de máster relacionadas con las energías renovables y la eficiencia energética. Coordinadora de equipo del programa de la Universidad “Generación Espontánea”, proyecto Azalea.

  Carmen Casas Alcázar

Técnico de empleo y orientación del Servicio Integrado de Empleo de la UPV                  https://www.linkedin.com/in/carmencasasalcazar/

     mdecaal@sie.upv.es 

BUSCAR TRABAJO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Sois muchos y muchas los que, a lo largo de estos 7 meses, nos habéis comunicado vuestra preocupación ante esta anómala e incierta situación.

Es por ello que me gustaría listaros una serie de consejos que os pueden ayudar a la hora de buscar empleo y afrontar de una forma más tranquila esta situación.

  1. Investigar, indagar, leer prensa, buscar en internet. Hay muchas empresas que se han visto reforzadas por la crisis sanitaria. Empresas de alimentación, empresas de envases para la alimentación, empresas textiles, juguetes, empresas tecnológicas, etc. Debéis entrar en las páginas web e inscribiros en el apartado “forma parte de nuestro equipo”, “quieres trabajar con nosotros” “empleo”, etc…

 

  1. Siempre debéis tener un plan B. Tal vez sea el momento de opositar, de hacer el Máster que siempre habíais querido, y aunque os suene a tópico…. mejorar vuestro nivel de inglés, y si ya sabéis inglés, ¿qué tal otro idioma?

 

  1. Tenéis que reflexionar sobre vuestros PUNTOS FUERTES. Ante esta situación nos hemos tenido que adaptar a nuevos métodos de trabajo, de asistencia a clase, de búsqueda de empleo, etc…

 

¿FORTALEZAS?

  • Seguro que sabéis teletrabajar o trabajar en una empresa situada en cualquier parte del mundo, ahora o en un futuro, cosa que os abre más las puertas.
  • Si habéis estado de Erasmus durante el estado de alarma, habéis hecho frente a una situación complicada en un país que no es el vuestro, cosa que tiene mucho más mérito.
  • Seguro no tenéis ningún problema con nuevas tecnologías o nuevas plataformas de comunicación on-line (zoom, teams, Skype, etc…)
  • Seguro que tenéis mucha más autonomía, seguir clases on-line tiene una dificultad añadida que hace que seáis mucho más autónomos en el proceso de aprendizaje.
  • Seguro que sabéis adaptaros a los cambios mucho mejor que antes de la pandemia.
  • Y si rascáis más…. aparecerán muchas más fortalezas que se van a convertir en OPORTUNIDADES (atención al DAFO, ¿qué os parece si hacéis uno?)

 

  1. Practicar la entrevista ON-LINE, es muy parecida a la entrevista normal con algunas peculiaridades que debéis conocer y practicar. En este mismo blog tenéis consejos para afrontarla.
  2. Os puede ir genial hacer los cursos que os ofrece el Servicio Integrado de Empleo, cómo mejorar vuestro currículum, empleabilidad, la entrevista de selección, carta de presentación, y si queréis información más personalizada siempre podéis contactar con nosotros y os atenderemos individualmente en una cita de orientación: sie.upv.es
  3. Debéis estar mucho más pendientes de vuestra red de contactos, profesores, compañeros de clase, amigos, familia, empresas… ahora se hace más necesario que nunca.
  4. Y, por último, un aspecto más importante si cabe en épocas inciertas, MANTENER LA MENTALIDAD Y ÁNIMO POSITIVO. Ser negativos y catastrofistas no sirve absolutamente de nada, por el contrario, os resta, os merma el ánimo, os autoconvencéis de que todo irá mal y que no tenéis nada que hacer. NO ES VERDAD.

Esta temporada os va a tocar sembrar mucho, seguramente más que en otras épocas, pero como bien sabéis los frutos no son inmediatos. Continuad sembrando que seguro llegará la recolección.

 

Raquel Córcoles González

Técnico Empleo Campus Alcoy UPV

Cómo preparar las entrevistas de selección (la videoconferencia ha venido para quedarse)

Antes del 15 de marzo de 2020 eran escasas las empresas que utilizaban las diversas plataformas de video conferencia para hacer entrevistas de selección. Actualmente se ha invertido esta situación, son muy muy pocas las organizaciones que no utilizan este tipo de tecnología para hacer entrevistas e incluso algunas multinacionales están haciendo pruebas grupales con estas plataformas.

Mi opinión es que esta forma de hacer entrevistas ha venido para quedarse, entre otras cosas porque es fácil de realizar y no exige desplazamiento del candidato/a.

He pensado que sería una buena idea darte algunos consejos:

  1. Presta atención al perfil que tienes en la plataforma. Algunos de nosotros hemos utilizado estas herramientas para hablar con nuestros amigos y/o familiares en el tiempo de confinamiento, y hemos utilizado un perfil informal o la foto que hemos puesto no es muy profesional.
  2. Maneja la plataforma antes de la entrevista. Realizar un ensayo de la videollamada con algún amigo /a o familiar antes del día de la entrevista. Es aconsejable ajustar la cámara con el objetivo de analizar en qué posición se te ve mejor. Utiliza el micrófono para observar si se te oye con facilidad y claridad.
  3. Prepárala como si fuera presencial. Esta situación, al igual que las entrevistas presenciales, tienen que preparase. En nuestro blog encontraras artículos relacionados con el tema.
  4. Cuida tu imagen. Piensa que en la mayoría de veces después de la foto que has puesto en el CV, es lo primero que van a ver de ti. Es importante desde el principio causar buena imagen. Viste de forma adecuada y cuida los colores de la ropa.
  5. Prepara el espacio. Analiza qué fondo se va a observar en la video conferencia. Es probable que la realices en tu habitación, comprueba qué se va a ver. A veces tenemos una estantería detrás o se ve nuestra mesa. Recuerda que es importante dar imagen de profesional en que se puede confiar, el desorden no permite trasladar esta impresión.
  6. Cuidado con la iluminación. Es mejor utilizar luz natural, en caso de no ser posible haz una prueba para observar donde es mejor poner la luz para iluminarte. Mi consejo es que sea indirecta, pero que no esté detrás del ordenador.
  7. Evita las interrupciones. Es importante avisar a lo que viven contigo que vas a hacer una actividad de estas características, cierra las ventanas ya que a veces en el exterior pueden surgir ruidos que nos puede distraer o molestarnos en el transcurso de la conversación. Si puedes es aconsejable que utilices cascos con micrófono incorporado, minimizarás los ruidos que pueden haber a tu alrededor.
  8. Prueba que la conexión a Internet sea suficiente para que la entrevista no se te entrecorte. No olvides dejar el ancho de banda libre, cierra los programas y los documentos. Desconecta además todos los programas que puedan limitar la velocidad del ordenador y desactiva todas las notificaciones de programas, sobre todo las sonoras.
  9. La actitud sigue siendo importante, como decimos en los cursos una sonrisa relajada es una forma magnifica de empezar una interacción, y una voz con energía la mejor forma de mostrar motivación.
  10. Sé puntual. Conéctate a la videconferencia unos minutos antes de la hora acordada. No llegues tarde a la entrevista para no dar una primera impresión negativa.
  11. Cuida tu lenguaje no verbal. .Al igual que harías en una entrevista presencial, es importante mirar a a los ojos. Y los ojos del entrevistador no están en otro lugar que la cámara web. Asegúrate de que te sientas centrado justo delante de la cámara y mantén tu vista en el objetivo tanto como puedas.

Espero que estos consejos te sean útiles para enfrentarte con éxito a estas situaciones.

Nuria García Serra, Técnico de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València

 

Acabo la carrera… ¿y ahora qué?

Si ya has finalizado tus estudios universitarios o estás a punto de hacerlo, quizá te dé un poco de vértigo pensar en tu futuro laboral. Es habitual tener esos sentimientos de miedo e incertidumbre frente a lo que pueda suceder. A lo largo de nuestra vida laboral es muy probable que tengamos varios momentos con dudas y también algunos directamente malos. Y también habrá momentos de grandes satisfacciones y alegrías profesionales.

Así que, como lo mejor es ocuparse en lugar de preocuparse, vamos a repasar algunos puntos básicos para iniciarte en el mundo profesional:

-Si aún eres estudiante puedes aprovechar y hacer un convenio de prácticas, aumentará muchos tus opciones laborales al adquirir experiencia o, en el mejor de los casos, quedarte en la empresa convirtiendo tu relación profesional en un contrato.

-Formarte. Y pensarás…¿¿ más?? Ya tienes una gran preparación, sólo plantéate si necesitas reforzar algún aspecto que se esté valorando en el mercado laboral y en el que tú flojees. Casos típicos serían idiomas e informática.

-Crear tu propio CV. Es uno de los primeros pasos que se dan ¡y también donde primero podemos meter la pata. Te damos muchos consejos sobre ello aquí:

https://bit.ly/3gTVLS9

-Ampliar tu red de contactos. Muchas de las ofertas de empleo no llegan a salir al gran público porque se cubren con las personas que se conocen del entorno. No minusvalores esta posibilidad y conviértela en tu aliada. Puedes empezar con tus compañeros, profesorado, familiares y amigos. Si ya has colaborado en alguna empresa, también puedes continuar con esos colegas, jefes, clientela, proveedores…etc.

Usar el Servicio Integrado de Empleo de muchas maneras posibles: puedes realizar cursos que tienen que ver con tu empleabilidad como entrevistas de trabajo, habilidades sociales, LinkedIn, asertividad, inteligencia emocional, carta de presentación y cv, tests y pruebas psicoprofesionales…etc. y además también puedes recibir orientación profesional individualizada gratuita con una persona experta en esa área a través de la cita previa:

https://bit.ly/2QPhLTB

Disponemos de consejos y autodiagnósticos en nuestra web para que puedas consultar en cualquier momento: se llama  PoliOrientaT:  https://bit.ly/3gPQf2J

Y puedes seguirnos en las principales redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin para no perderte ninguna de las iniciativas para fomentar tu empleo. Ya sabes lo bien que funcionan como canal informativo.

 

-Y por último y lo más importante REGISTRARTE EN NUESTRA BASE DE DATOS DE EMPLEO Y EMPEZAR A VER OFERTAS DE TRABAJO: http://www.upv.es/contenidos/SIEEMPLE/

¿Sabías que tenemos un servicio gratuito para ti durante toda tu vida profesional? En 2019 fueron más de 1.700 ofertas de empleo las que tramitamos. No te pierdas ninguna.

Tenemos todo tipo de empresas, sectores y puestos a tu disposición.  Cada día.

Ahora más que nunca tiene sentido el refrán africano “Si quieres ir rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”

Nosotras estaremos a tu lado y te echaremos una mano.

Mónica Rodrigo Vergara, Técnico de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València

Alimenta tu futuro, potencia tu empleabilidad

En la era en la que vivimos, donde todo cambia constantemente, la formación continua es y será el ingrediente clave de tu empleabilidad.

Probablemente estás a punto de titularte, y estás estudiando distintas variables a la hora de valorar tu futuro profesional y qué camino de formación más especializada tomar. Primero es necesario tener claro que ningún curso, por muy bien que te lo pinten, te va a garantizar un empleo. Pero una buena elección, acompañada de esfuerzo, ilusión y dedicación por tu parte, sí que puede llevarte a cumplir objetivos más fácilmente.

El aprendizaje continuo te aportará un valor añadido que aumentará tu competitividad y empleabilidad frente a las empresas.

¿Quieres conocer cómo elegir la formación complementaria?

 Hay que tener en cuenta unos aspectos clave a la hora de escoger una formación y hoy desde el Blog EmpleoUPV te traemos algunos consejos.

1 Piensa en tu objetivo profesional. ¿Qué quiero hacer? Para mí está es una pregunta clave. Es la elección de la ocupación que quiero llegar a realizar en un periodo de tiempo concreto. Debes tener en cuenta tus intereses, tus necesidades, motivaciones y gustos. Date unos días y ve pensando en cosas que te gustan especialmente.

2 Analiza los requisitos de puestos de trabajo deseado. Una forma efectiva de acertar con la formación es echar un vistazo a los puestos de trabajo relacionados y mirar qué requisitos están demandando.

Revisa las redes sociales y profesionales, busca en portales de empleo o descárgate apps de empleo. En las ofertas de empleo es donde mejor se suele definir las funciones que se desarrollan en determinados puestos de trabajo. De esta forma podrás hacerte una idea real de qué necesitas para ser el candidato perfecto. Cuando encuentres varias ofertas de empleo que encajen con lo que estás buscando actúa rápido e infórmate sobre las formaciones que te abrirán puertas laborales en ese ámbito.  Aunque el mercado es muy cambiante y nada te puede garantizar un puesto de trabajo, es cierto que determinados estudios por su flexibilidad y su vinculación con el mercado laboral te puede ofrecer más posibilidades que otros.

3 Dirígete hacia sectores emergentes. Se trata de sectores económicos que se están desarrollando en la actualidad en nuestro entorno económico y social. Según el informe Empleos Emergentes 2020 elaborado por Linkedin, los puestos que más suben no son los meramente técnicos, sino aquellos que emplean tecnología para conectar a las personas, ayudan a tomar decisiones e impulsan transformaciones estructurales.

En la búsqueda de empleo es muy importante saber que está buscando el mercado laboral y cómo podemos adaptarnos. Conocer los cambios en el mercado te ayudará a identificar las posibles profesiones, las competencias y ver como se ajustan con tus intereses profesionales. Descubrir los sectores emergentes te dará una perspectiva diferente de en qué puedes trabajar y sabrás en qué puedes y quieres formarte.

4 Examina tu Currículum. El CV es la radiografía de los conocimientos y experiencias de cada uno de nosotros. Una vez hayas cotejado los requisitos que demandan las empresas y tus conocimientos, ponte manos a la obra para superar tus debilidades.

5 Busca una institución de calidad. La elección correcta del mejor centro de formación es esencial. De ello depende no solo tu presente sino tu futuro laboral. El centro que elijas debe tener formación online y presencial y sobre todo debe tener prestigio y ayudarte a alcanzar tu meta.

Fíjate en la calidad docente, si ofrece o no un título oficial. Conoce la metodología de trabajo (tutores, calendario, adaptación, flexibilidad, prácticas en empresas)

Cuando buscamos especializarnos debemos de indagar qué instituciones tiene un mayor número de egresados trabajando en las áreas que han estudiado. Casi todos los centros tienen un observatorio de empleo donde publican información sobre empleabilidad y empleo de sus titulados. Navega entre sus datos e infórmate.

 Y recuerda, ¡La ilusión y el esfuerzo será el primer paso del éxito!

 

Merche Lillo Sánchez, Técnico de Empleo  de la Universitat Politècnica de València en el campus de Gandia.

Por qué es importante que tenga mi perfil en LinkedIn

Es una pregunta que sin duda muchos alumnos y titulados de la UPV se hacen a menudo, entiendo que hay opiniones para todos los gustos y, que por desgracia, las redes sociales  en ocasiones se convierten en un escaparate  para expresar ideas repetidas  y un poco simples.

Algunas personas confunden dar una buena impresión a sus potenciales lectores con presumir  de capacidades o conocimientos que están más en su imaginación que en la realidad y esto, a corto plazo, les pasa factura. Como se dice popularmente: ”Se pilla antes a un mentiroso que a  un cojo”.

Cada cual que decida si le interesa o no estar en LinkedIn, pero lo cierto es que cuando les preguntamos a las empresas que colaboran con nosotros qué herramientas utilizan para buscar y captar candidatos, todas citan como un recurso indiscutible LinkedIn.

Muchos reclutadores manejan  versiones sofisticadas  de LinkedIn Premium en las que aplican palabras clave para  filtrar a los candidatos y   disponen, entre otras utilidades, la posibilidad de visitar perfiles sin ser identificados.

Si bien reconocen que lo hacen  especialmente para buscar perfiles con unos años de experiencia, también admiten que es de gran utilidad para contrastar y completar lo que leen en los cv de estudiantes que están acabando estudios  o  que inician su carrera profesional.

Contar con un perfil con información en  la mayoría de las secciones  puede darte una  gran ventaja si eres una persona con una trayectoria profesional consolidada  al exponer tus principales logros y, también, si eres de los que están abriéndose camino, para mostrar tus actividades y capacidades como pruebas de tu potencial.

Además, puesto que los procesos de selección van a tener cada vez más un componente digital,  ¿Por qué probamos a ir aprendiendo a manejarnos en esta herramienta?

A los estudiantes universitarios en USA les obligan a abrirse un perfil en LinkedIn nada más  inician sus estudios.

Y no olvidemos que en España ya somos más de 10 millones las personas que tenemos  un perfil en LinkedIn, especialmente personas con un perfil cualificado.

Parafraseando  a Alfonso Alcántara de #Yoriento, por cierto muy presente en LinkedIn, “Ya no es opcional. Clientes conectados necesitan profesionales y empresas conectadas.”

 Mi recomendación  como orientadora profesional es que utilices esta herramienta  para hacerte visible y mostrar facetas  complementarias que hablan de ti como persona además de como profesional, lo cual te permitirá conectar  con profesionales que comparten tus intereses y dejar tu huella o marca personal.

  Por si te animas, aquí te dejo unos breves consejos:

En el titular: utiliza  palabras clave que sirvan para definir el tipo de conocimientos y habilidades que tienes actualmente y por las que te puedan buscar. Evita poner estudiante o buscando empleo, aunque sea cierto.

Acerca de también llamado Extracto: escribe, aunque solo sean dos o tres párrafos breves en los que expliques tu trayectoria académico/profesional hasta el momento, tus puntos fuertes  profesionales y si hay alguna actividad que has realizado que ha supuesto una mejora de alguna capacidad profesional o personal. Recuerda que las dos primeras líneas son las que se leen primero y son las que impulsan a seguir o no leyendo.

Destacado: la sección  nueva en la que puedes añadir documentos, presentaciones y publicaciones con comentarios o artículos propios. Sé activo/a y verás como empiezan a interesarse por ti más personas.

Experiencia: si no has hecho prácticas o trabajado en algo vinculado a tus aspiraciones profesionales no te preocupes, hay una sección de Logros, en la que puedes añadir proyectos en los que has participado. Si por el contrario cuentas con experiencia, explica qué tipo de puesto desempeñaste y tus principales tareas.

Estudios: puede ser de utilidad  destacar las materias más importantes de tus estudios  en lugar de poner simplemente el título del Grado o Máster, especialmente si son estudios relativamente nuevos o si quieres que se interesen por ti entidades o empresas extranjeras.

Voluntariado: si has sido alumno tutor o mentor, si has ayudado en tu barrio, etc., ponlo, todas estas actividades dicen muchas cosas buenas de ti.

Logros: aquí puedes elegir entre una gran variedad de posibilidades: buenas calificaciones,   cursos, licencias y certificaciones, publicaciones, idiomas, etc., y si no tienes nada, ya añadirás esta sección más adelante.

Aptitudes y validaciones: una de las secciones  preferidas por los seleccionadores para filtrar a las personas con palabras clave. Piensa en las que vas a poner que definan tus puntos fuertes profesionales, las herramientas tecnológicas que conoces y tus mejores competencias personales. Ten en cuenta que estas aptitudes te las han de validar personas que te conocen y, si es posible, que las dominen.

Recomendaciones: si consigues que te redacten una recomendación describiendo tus actividades y en qué destacaste, mejorarás tu reputación en LinkedIn, especialmente si las realizan profesores, exjefes, excompañeros o clientes.

Mi último consejo: no esperes a tener una gran experiencia  o logros impresionantes  para empezar a elaborar tu perfil, nunca  va a estar “perfecto “,mejor un perfil mejorable que ningún perfil.

Y no te olvides, si eres titulado/a de la UPV o estudiante, puedes realizar el curso online “Iniciación a LinkedIn. Elabora tu perfil” y consultar tus dudas en citas individuales por videoconferencia en nuestra sección de Orientación Profesional y Formación para el Empleo del SIE.

 

Inmaculada Badenes Luz

Orientadora y Formadora del Servicio Integrado de Empleo -UPV.