El peón coronado. Échale una partida al mercado laboral.

Entrénate en las habilidades que no caducan con el tiempo.

Estamos ante una auténtica revolución del trabajo. El mercado laboral tiene una mayor automatización, está más digitalizado y es más frecuente encontrar entornos laborales en que conviven las personas y los robots.

Con esta situación de constante cambio, es cada vez más habitual ver ofertas de empleo donde las empresas solicitan varios perfiles para un mismo puesto de trabajo, por lo que muchos de vosotros os estaréis preguntando ¿Y qué podemos hacer para ser una pieza diferenciadora a la hora de buscar trabajo?

Porque realmente es muy duro cuando no estás consiguiendo los resultados esperados y no saber realmente cómo o qué puedes hacer, para afrontar esta revolución en el trabajo me ha venido a la cabeza una partida de ajedrez.  De un lado aspirantes en búsqueda de empleo y de otro empresas. Ambos jugadores conocen las reglas y patrones del juego que funcionan del mismo modo que funciona la educación académica en un contexto real, lo que conocemos como competencias técnicas. Pero, cuando nos movemos para progresar en el tablero, nos enfrentamos a problemas en los que, a pesar de que dichas reglas puedan seguir funcionando, no está clara su interpretación, o su aplicabilidad y siempre creemos que nos falta algo. Y tan solo se nos ocurre actualizar el Currículum una y otra vez, con lo que no conseguimos un resultado satisfactorio.

 

‘Las habilidades técnicas te conseguirán entrevistas pero serán las habilidades blandas las que te conseguirán un trabajo’.

 

Una de las principales soluciones a esta falta de reglas claras a la hora de buscar trabajo, al igual que un tablero de ajedrez, viene de la mano de las habilidades blandas, aquellas relacionadas con los ámbitos más sociales de las personas y que nos permiten diferenciarnos, nos permite seguir avanzando y conseguir finalmente coronar el peón, o dicho de otro modo, conseguir que la empresa nos contrate.

De acuerdo con el informe ‘Tendencias en el entorno laboral 2020: las habilidades del futuro realizado por Udemy for Business’, diez son las virtudes no especializadas que un peón perfecto debe cumplir más allá de su formación específica y que harán que marques la diferencia.

 

¡Entrénate y avanza!

  1. Mentalidad de desarrollo.  Hay que entrenar la actitud de querer crecer y superarse constantemente. Desarrollar el ámbito de la motivación y la autoestima mejora nuestro rendimiento y productividad en el trabajo así como el ambiente en la empresa.
  2. Creatividad.Ver y abordar los retos desde distintos ángulos. Aportar un toque creativo, original y diferencial en cada acción que realizamos en el día a día es fundamental para diferenciarnos del resto.
  3. Capacidad de concentración. Las redes sociales, las conversaciones entre compañeros o los mensajes de WhatsApp son tan solo algunas de las posibles distracciones que ponen a prueba la capacidad de concentración y de gestión del tiempo de los empleados.
  4. Innovación. La capacidad para desarrollar nuevas ideas de forma original  es una ventaja para cualquier equipo de trabajo.
  5. Dotes de comunicación. No solo es importante contar con una buena idea, también es igual de importante la capacidad de comunicarlo de una forma correcta y saber destacar los puntos fuertes de cualquier campaña o actividad que realizamos.
  6. Storytelling. Tiene mucho que ver con la anterior. Se pueden entrenar juntas. La capacidad de contar una historia de una forma atractiva, diferencial, apoyándonos en diferentes recursos audiovisuales y que mantenga al público enganchado de principio a fin.
  7. Multiculturalismo.Al vivir en un mundo cada vez más global, es frecuente que cada vez más organizaciones cuenten con empleados de diferentes nacionalidades, con orígenes y circunstancias distintas. Saber trabajar de una manera eficiente entre todos es una ventaja diferencial para cualquier empleado.
  8. Pensamiento crítico. Tener la capacidad de analizar, entender y evaluar es lo que hace que cualquier persona tenga la posibilidad de seguir mejorando y avanzando en su carrera.
  9. Liderazgo. En cualquier equipo de trabajo debe existir la figura de un líder. Su figura es clave para que el departamento funcione.
  10. Inteligencia emocional.Dicho de otro modo, la capacidad de empatizar con el semejante y manejarse amablemente en nuestras relaciones.

Las habilidades blandas se pueden aprender, pero sobre todo, entrenar, y pasar de la teoría a la práctica es lo que más esfuerzo cuesta en el ámbito de este tipo de habilidades, llamadas blandas por su capacidad de adaptación, porque no obedecen a una regla fija y porque son evolutivas y mejorables.

Si estás en búsqueda empleo imagínate en una partida de ajedrez. Practica estas 10 habilidades. No dejes de avanzar y conviértete en el peón coronado.

 

Merche Lillo Sánchez, Técnico de Empleo  de la Universidad Politécnica de Valencia en el campus de Gandia.

 

 

Las redes profesionales

Septiembre, comienzo de año para todos aquellos que buscan trabajo . Ya le hemos dado “play” a la pausa del verano. Ya sabemos que una buena red de contactos es una de las mejores herramientas para encontrar trabajo.

De hecho, se calcula que solo del 20 al 25 por cierto de los puestos salen al mercado mientras que el resto se cubren con conocidos, amigos, recomendaciones y las redes profesionales.

Por ello, aunque existen montones de redes sociales profesionales especializadas, vamos a dar un paseo para aquellas que están enfocadas a crear relaciones profesionales más generales y, por supuesto, las más populares entre los usuarios.

Linkedin es una de las redes profesionales más famosas y la que cuenta con mayor cantidad de usuarios inscritos. Al crear un perfil dentro de esta red veremos que la información se encuentra muy bien organizada por secciones, para que, quienes visitan nuestro perfil, puedan encontrar de forma más rápida todo lo que les pueda interesar. LinkedIn es una red social que entrega valiosos beneficios tanto a personas como empresas.

 

redesprof

 

Si te gusta más la idea de tener un portafolio profesional, About.me es una buena opción. A través de un perfil, a manera de página web totalmente personalizable, es posible ir añadiendo todos los perfiles de otras redes sociales que creamos convenientes. La estrategia es lograr transmitir quien eres, tus habilidades, qué has hecho pero también de lo que eres capaz de hacer.

Xing es una red profesional con mayor presencia en países europeos y asiáticos. También se denomina plataforma de networking online, ya que su principal utilidad es la de gestionar contactos y establecer nuevas conexiones entre profesionales de cualquier sector.

En España, Viadeo cuenta actualmente con más de cuarenta millones de inscritos.  Viadeo es una red social particularmente orientada hacia los profesionales. Tiene como objetivo entablar contactos entre los individuos en una esfera profesional, con el fin de hacer negocios, reclutar personal o encontrar un empleo, según los perfiles del usuario.

Para que puedas sacarle el mayor provecho a estas redes sociales profesionales debes invertir un poco de tu tiempo para enriquecer tu perfil. Recuerda queen la medida en que mayor cantidad de información verídica aportes a tu perfil, mayor será la probabilidad de que una persona te tome en serio y se interese por tus habilidades. Una red social sin amigos, seguidores o contactos es una red muerta, así que lo primero que puedes hacer es comenzar a agregar personas.

 

Mercedes Lillo Sánchez, Técnico de Empleo de la Escuela Politécnica Superior de Gandia.