Las Dinámicas de grupo. Para qué sirven y cómo superarlas.

Algunas de las competencias que una empresa puede buscar en sus candidatos son: iniciativa, capacidad de trabajo en equipo, capacidad y estilo de liderazgo, diplomacia, convicción, seguridad, creatividad, organización, tolerancia al estrés y a la presión, flexibilidad, tenacidad, meticulosidad, delegación, capacidad en la toma de decisiones, comunicación persuasiva, control del tiempo, empatía, etc.

Dependiendo del perfil del puesto, se dará más importancia a unas más que a otras, por lo que es aconsejable informarse sobre la empresa y el puesto para intentar prever que tipo de perfil y qué competencias pueden ser las que estén buscando.

 

Por ejemplo, si aspiramos a un puesto con un perfil comercial, lo más probable es que la empresa valore competencias como: la comunicación persuasiva, la orientación al cliente, negociación, espíritu comercial,…

 

Por otro lado, si nos inclinamos por un perfil técnico, las competencias más valoradas serán: rigor técnico, organización y planificación, trabajo en equipo,…

 

Por tanto, nunca podemos olvidar que cada dinámica es diferente, y que dependiendo del perfil del puesto ofertado, se valorarán unos comportamientos y/o actitudes más que otras.

 

Algunos expertos señalan que aplicar una dinámica de grupo es una garantía de encontrar el candidato perfecto. Para Ramona Oltra, consultora sénior de Tea Cegos, si se usan estas técnicas, la probabilidad de acertar en la selección supera el 90%.

 

Y es que las dinámicas ponen al descubierto gran cantidad de rasgos de la persona cuando entra en contacto con otras, algo que no permite ninguna otra técnica de selección. Es una manera de radiografiar las competencias genéricas de cada candidato y comprobar, en vivo y en directo, su comportamiento respecto a un grupo de trabajo.

DSCN2361

Todos sabemos que la entrevista personal es inevitable y muy valiosa pero no permite conocer al candidato/a en un entorno social, relacionándose con otros y reaccionando a todo tipo de situaciones y teniendo que tomar decisiones en tiempo real.

 

Una de las competencias más buscada en este tipo de pruebas es el liderazgo. El trabajo en grupo permite detectar fácilmente la capacidad de liderazgo y ver si va acompañada de otras características muy necesarias para los directivos: capacidad de negociación, asertividad, proactividad, organización del tiempo, valores éticos,…

 

Según el estudio de empleabilidad de titulados de la Universitat Politècnica de València de 2010, las competencias más demandadas por los empleadores a los titulados universitarios para el desempeño del puesto de trabajo serían:

1ª.- Capacidad para trabajar en equipo.

2ª.- Capacidad para adquirir conocimientos.

3ª.- Capacidad para utilizar herramientas informáticas.

4ª.- Capacidad para usar el tiempo de forma efectiva.

¿Y cómo observan las personas seleccionadoras?  Todas ellas tomarán notas para cada candidatura a modo de matriz. Pueden usar plantillas donde apuntar los comportamientos más básicos y habituales o simplemente tener un papel con los nombres de cada candidatura por columnas.

Su intervención será sólo para dinamizar la actuación del grupo con tal de obtener más información de los participantes.

Tipos de dinámicas de grupo:

Con Roles preestablecidos: se adjudica un papel o rol a cada participante, pidiéndoles que representen un guion, en el que se expone una situación, que deben resolver en pocos minutos.

Este examen o juego de rol es una de las herramientas más utilizada de selección de personal de los Assessment Centers o centros de evaluación

Situaciones ficticias, dilemas morales, este tipo de dinámicas tratan de conocer cómo piensa la gente sobre problemas sociales, no hay respuestas correctas e incorrectas, puesto que cada uno tenemos diferentes opiniones acerca de lo que es correcto e incorrecto

Dinámicas basadas en situaciones reales: se sitúa a los candidatos en un contexto similar a las funciones que desempeñaría en el trabajo al que optan. Las actividades pueden ser muy diversas, comidas con directivos, redactar un informe, hacer una presentación, pruebas escritas, etcétera.

Un ejemplo muy utilizado en dinámicas de grupo es el de “La Joven Casada”, este tipo de dinámica no tiene solución, lo que pretende el observador es comprobar cómo se comportan los candidatos, su capacidad de comunicación, de negociación, de persuasión,…

 

En esta dinámica entran en juego dilemas morales, lo importante no es si consideras el culpable a un personaje o a otro, sino los motivos y el razonamiento que se hace, van a observar cómo te comportas con el resto de participantes, si tomas la iniciativa o no, si respetas las opiniones de los demás, capacidad de persuasión, etc.

 

Carmen Casas Alcázar Técnica de Empleo del Servicio Integrado de Empleo de la Universitat Politècnica de València.

¿Vives tu vida en color o en blanco y negro?

El color de la ropa que llevamos a diario dice cosas de nosotros, el estado en que nos encontramos, la energía que tenemos, cómo nos sentimos y a la vez los demás se hacen una idea  sobre ti.

Vamos a hacer un ejercicio, piensa que colores son los que utilizas habitualmente

  1. Anota los 4 colores que más utilizas a la hora de vestir:
  1. Anota cuáles son tus 3 colores preferidos:
  1. Piensa que todo es posible y anota que cambios te gustaría hacer en tu forma de vestir:

Colouring

El miércoles 25 de febrero estuve en el Fórum de Recursos Humanos que se celebró en Valencia y Javier Fernández Aguado en su intervención decía “hace unos meses estuve en un país en el que me encuentro como en casa, es estupendo, su gente es amable, educada, pero es tan gris, no hay color, le falta vida…”.

Simbología de colores:

Blanco: representa la luz, la pureza, optimismo, la sabiduría, transmite calor

Gris: neutralidad, simboliza el éxito, el dinero, seriedad, si el gris es muy apagado da sensación de anonimato, de pasar desapercibido.

Amarillo: optimismo, jovialidad, alegría, ayuda a la estimulación mental, ilumina, puede provocar agotamiento, ya que puede generar demasiada actividad.

Naranja: refuerza la confianza en ti mismo y la creatividad, llévalo para favorecer las relaciones con los demás.

Verde: el color de la esperanza y la sanación, equilibra emociones, útil para el agotamiento nervioso

Negro: color de autoridad, dureza, elegancia, poder, da peso a tus palabras y oculta la franqueza.

Azul: verdad, serenidad, armonía, responsabilidad. Utiliza azules estimulantes y radiantes.

Violeta: refuerza la espiritualidad, serenidad. Favorable para generar cambios.

Rosa: favorece la comunicación y la comprensión con los demás, es un color relajante, es también el color del amor hacia uno mismo, te ayudará a ser más amable contigo mismo/a.

Rojo:se asocia a una personalidad extrovertida, vital, color de la acción y de la pasión, expresa sensualidad, energía, con este color muestras a los demás tu presencia activa.

Te recomiendo que utilices los colores para reforzar tu confianza en ti mismo/a. Ponte los que te activen y te favorezcan, cuidando tu apariencia mejorarás tu bienestar, tanto en tu vida personal como profesional.

 

Carmen Casas Alcázar

Técnico de empleo y orientación del Servicio Integrado de Empleo de la UPV